miércoles, 10 de marzo de 2021

Cumaná se ahoga en la basura (+Opinión)

Por: Cristian Silva Potellá -
Son indescriptibles las condiciones antihigiénicas y sanitarias públicas en la ciudad de Cumaná, capital del estado Sucre, por el prolongado tiempo en el cual viven ahogadas por la basura todas las calles, avenidas, urbanizaciones, centros de salud, parques, entre otros.
Las consecuencias de esta insalubre situación las siente la gente por el repunte alarmante de enfermedades como paludismo, dengue, cólera, disentería, sarampión. Todo lo cual podría contribuir con la ola expansiva del covid-19.

Ciudadanos desesperados ante la falta de una oportuna recolección de estos desechos –muchos descompuestos orgánicamente– optan por arrojarlos a los cauces de quebradas, caños y otros drenajes. Otros prefieren quemarlos afectando gravemente al ambiente y personas con enfermedades respiratorias como gripe, tos, asma o neumonía.

Por otra parte, en el Mercado Municipal de la ciudad, principal centro de acopio y abastecedor de alimentos, los cerros de basura descompuesta y contaminada se unen con los ríos de putrefactas aguas negras, a tal grado de constituir un verdadero milagro que no hayan aparecido epidemias.

Ya la gente ni se molesta en protestar porque es nulo su reclamo ante las autoridades municipales y regionales, quienes se hacen los sordos, ciegos y mudos, ante el dantesco cuadro de injusticia y mal vivir.

Se observa una disminución considerable de unidades recolectoras de basura. Algunos especulan que puede existir una, cuando mucho dos, para atender la demanda de una población cercana al medio millón de almas.

Las avenidas, calles principales, secundarias, como Perimetral, Gran Mariscal, Humboldt, Las Palomas, Fernández de Zerpa; Mariño, Bermúdez, Arismendi, Panamericana, Cancamure; de igual manera, ambulatorios, CDI; el mismísimo Hospital Central Universitario «Antonio Patricio de Alcalá», se han convertido en vertederos satélites de basura.

Ya no queda un solo lugar público donde depositar tanta inmundicia.

Sin embargo, ante esta triste y conmovedora realidad, tanto el gobernador de esta entidad federal, como el alcalde de la ciudad, permanentemente realizan cadenas regionales de radio y televisión tratando de crear un mundo y una Cumaná próspera, limpia, mágica, feliz; la cual solo existe en su deformada imaginación.

El ciudadano gobernador se empeña en afirmar que el estado Sucre es una «potencia», mientras el alcalde de Cumaná considera «un saboteo a las autoridades», los múltiples basureros satélites.

Con el debido respeto les pregunto: ¿qué quieren ustedes?, ¿quieren que la gente se coma la basura o prefieren que las moscas, gusanos y ratas se coman a la gente?

Muy diferente a uno de los tantos planteamientos y propuestas que desde Unidad Visión Venezuela hemos venido haciendo; y en esta área específicamente, proponemos un sistema de reciclaje industrial tal como existe en países desarrollados como Suiza, Suecia, Finlandia u Holanda, donde la basura es clasificada, procesada y convertida en bienes útiles a la sociedad.

Desde nuestra organización política seguiremos aportando ideas para posibles soluciones, porque para nosotros #LaGenteEsLoPrimero y estamos claros y sabemos qué hay que hacer para avanzar en la construcción de una mejor Venezuela para todos, solo se trata de voluntad política y ciudadana.

Cristian Silva Potellá es Secretario Político de Unidad Visión Venezuela
 
FUENTE: Artículo de Opinión - @visionvenezuela

No hay comentarios:

Publicar un comentario