miércoles, 12 de junio de 2019

Un trasplante por una vida

La situación hospitalaria en Venezuela es grave y a diario está cobrando la vida de adultos, niños y adolescentes que no cuentan con los recursos económicos para poder pagar un servicio de salud privado.
El Hospital José Manuel de los Ríos, ubicado en Caracas, ha estado en el ojo del huracán en los últimos años por la cantidad de menores de edad que han fallecido a causa de la falta de medicamentos y profesionales en distintas áreas.

Uno de los casos más resaltantes en lo que va de 2019 es el de los pacientes del servicio de Hematología de este centro de salud.

El pasado 9 de abril, las madres de 30 de los niños allí recluidos, en conjunto con la organización Prepara Familia denunciaron que sus hijos están en riesgo de morir porque necesitan un trasplante de médula que no pueden costear.

Los infantes allí hospitalizados presentan diversas patologías como: talasemia mayor, leucemia linfoblástica aguda, aplasia medular, anemia drepanocítica severa, leucemias mieloides de alto riesgo, linfomas de Hodgkin y no Hodgkin.

Estaba previsto que estos niños viajaran a Italia por un convenio de Petróleos de Venezuela con la Asociación para el Trasplante de Médula Ósea (Atmo), que fue obtenido a través de la Fundación Simón Bolívar de Citgo pero por una deuda que ya alcanza los 11 millones de euros, el viaje se canceló.

Solo en mayo fallecieron cuatro de los niños que formaban parte de esta lista: Giovanni Figuera (6 años), Robert Redondo (7), Yeiderberth Requena (8) y Érick Altuve (11), todos porque sus complicaciones no pudieron ser atendidas y por la falta de medicamento. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de MALVIS ÁVILA - Analítica

No hay comentarios:

Publicar un comentario