jueves, 3 de septiembre de 2020

La mesa está servida (+Opinión)

Por: Gilmer Acevedo - El sector agrícola venezolano ha registrado una brutal caída los últimos años y esta es una de las razones del encarecimiento de los alimentos que debe enfrentar la familia venezolana en sus mesas vacías. Es necesario establecer alianzas para desarrollar políticas agroalimentarias que apalanquen y estimulen la producción de alimentos y su transformación agroindustrial.

Ante la severa crisis que hoy enfrenta Venezuela, es necesario regular las importaciones de materia prima y bienes terminados, generar estímulos al productor agrario nacional y sumar voluntades de los sectores involucrados para diversificar la producción nacional de alimentos.

En dichas alianzas es vital comprometer a las federaciones y asociaciones de ganaderos y agricultores para que se conviertan en multiplicadores de los alcances y estrategias que se establezcan a nivel político para el rescate de la economía nacional.

En dichas alianzas, el rescate de la confianza entre las instituciones involucradas es fundamental, ya que las mismas estarán llamadas a ser protagonistas y multiplicadoras del rescate productivo nacional que acumula una cifra de 30 años de rezago.

Ante la carencia de semillas, fertilizantes, agroquímicos, maquinarias, equipos, repuestos, combustibles esenciales (gasolina/gasoil), cauchos, baterías, vacunas para animales, permisos sanitarios, adecuación tecnología y financiamiento oportuno y suficiente, es necesario ratificar la vocación de las tierras, junto con la voluntad de trabajo arduo, que incremente la producción nacional de alimentos, reiterando y exhortando a la sociedad civil venezolana a consumir lo nuestro, a valorar y retribuir justamente el esfuerzo de quienes producen en suelo venezolano.

En tal sentido, es necesario referirse a las cajas del CLAP, que como política alimentaria solo permite el enriquecimiento de un pequeño grupo de oportunistas le hagan juego al gobierno para prolongar «la guerra del hambre» en nuestro país.

La mesa está servida para que Fedeagro, Fedenaga, y demás miembros del sector agropecuario nacional sean convocados y consultados oportunamente, aún con las adversidades actuales, para multiplicar esfuerzos en la producción de alimentos con base en las crecientes necesidades de la población.

Desde Unidad Visión Venezuela estamos seguros que gracias a ese esfuerzo tesonero de unificar las estrategias alimentarias de los sectores que hacen vida activa en la ganadería y agricultura de Venezuela, se generen las políticas correctas para cubrir los requerimientos alimenticios del pueblo, primeramente con producción nacional.

El campesinado nacional, demanda ser incluidos en los planes estratégicos de la Nación, bajo nuevos enfoques administrativos gerenciales, donde se propicie el arraigo y permanencia en el medio rural, servicio de internet, respeto a la propiedad privada y seguridad ciudadana en el medio, dando a conocer nuevos conceptos administrativos de integración como: agrotecnología y agronegocios.

Secretario Agrario

Unidad Visión Venezuela

FUENTE: Artículo de Opinión - visionvzla.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario