lunes, 25 de mayo de 2020

Diputado Omar Ávila: Plan Vuelta a la Patria pone en riesgo la vida de los ciudadanos que regresan a Venezuela

El secretario general nacional de Unidad Visión Venezuela, diputado Omar Ávila, lamentó que una de las consecuencias del Covid19 en la Región, es la salida masiva de migrantes, por haberse quedado desempleados, o en su defecto se vieron imposibilitados de sostenerse con la economía informal por las diversas políticas de aislamiento y protección aplicadas en diferentes países.
“Nicolás Maduro puso en marcha su maquinaria propagandística y reactivó la operación de retorno de migrantes venezolanos, conocida como Plan Vuelta a la Patria, en el marco de la crisis pandémica; era de esperarse –lamentablemente- que en menos de 40 días, más de 50 mil personas que se movilizan para retornar al país, representan según las cifras que el régimen maneja cerca del 69% de los casos registrados en los meses de abril y mayo”. Señaló Ávila.

En ese sentido agregó, que debido a las “precarias” condiciones en dotación de bioseguridad, se están infectando masivamente los gremios ligados a la salud y protección de quienes están encargados de recibir a los venezolanos que retornan al país.

“Desde Unidad Visión Venezuela le pedimos a los ciudadanos venezolanos que ingresan al país -y a sus familiares que los reciben- que por favor cumplan cabalmente con las recomendaciones dadas por los organismos sanitarios, ya que estos lugares se han convertido en focos de contagio; esta situación es tanto sanitaria como humanitaria. Se han sumado dos calvarios que socavan más profundamente el colapso del país, por ello es urgente que se entienda que el Plan Vuelta a la Patria es una política que debe contemplarse con seriedad y adaptarse a la situación pandémica”.

El dirigente político calificó de “irresponsables” las declaraciones que hiciera Nicolás Maduro en días pasados en las que afirmaba que: “De un momento a otro los empezaron a montar en autobuses, le dieron unas bolsitas con unos pancitos, ellos salieron sanos (…) y ellos presumen que los contaminaron en los autobuses”.

Ávila exigió a organizaciones como Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), y a países de la Región que dieron estatus de refugiados a miles de venezolanos, “que asuman su responsabilidad, y que así como pudieron pedir plata a nombre de estos, protejan a todos esos compatriotas que hoy se encuentran desamparados, desesperados, producto del Covid19”.

A su juicio, se había tratado con rigor la pandemia, pero el retorno incontrolado fue un error que urge corregir, debido a que al generar esa oleada inmigrante repentina, el prolongado periodo de aislamiento y el retorno de migrantes, debe atenderse con premura y humanidad. “Niños, jóvenes y ancianos no pueden quedar deambulando en nuestras fronteras sin la debida atención; es indispensable establecer un cordón epidemiológico, un corredor humanitario y un seguimiento digno a la población con todos los parámetros recomendados es más sensato que cerrar las fronteras. La realidad no puede evadirse, y Venezuela no es una isla como Cuba o Haití”.

Para Ávila, existen evidencias que la Operación Plan Vuelta a la Patria no opera con cumplimiento de sus premisas, puesto el retorno masivo de migrantes al país en condiciones inadecuadas implica un riesgo mayúsculo, por sus condiciones actuales: Presentó algunos reportes de situaciones irregulares en los PASI, en los que mencionó las “protestas, cacerolazos y gritería” en el PASI de Barquisimeto (Villa Bolivariana) el 9/05/2020.

Recordó que los alojados denunciaban, solo haber recibido una comida al día, carecer de productos de aseo e higiene, carecer de suministro de agua, el fallecimiento de un menor, hacinamiento de hasta 15 personas en 30 metros cuadrados, cuando las especificaciones epidemiológicas obligan a garantizar un mínimo de 8 metros cuadrados por persona en aislamiento”.

Finalmente manifestó que Nicolás Maduro, en lugar de calificar a los retornados venezolanos como un arma de destrucción masiva o de guerra biológica, debería reconocer la necesidad de recibir asistencia externa para atender a los retornados y a más de 9 millones de venezolanos en situación de alta vulnerabilidad humanitaria, así como generar un protocolo técnico que permita ir desconfinando los territorios y poblaciones con presencia baja o nula de casos de Covid19, para así palear la crisis económica, brindar alojamiento temporal al personal que labora en la atención de los PASI, para evitar la diseminación de potenciales brotes a partir de estos, y reforzar la vigilancia del perímetro de los PASI para reducir la posibilidad de evasiones.

FUENTE: Con información de arepadigital.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario