miércoles, 15 de abril de 2020

Cristian Silva, dirigente de Unidad Visión Venezuela, cuestionó las difíciles condiciones con las que en el estado Sucre acatan la cuarentena

A los habitantes de Cumaná, ciudad capital del estado Sucre se les hace cuesta arriba cumplir a cabalidad la cuarentena o confinamiento decretado por el presidente de la República con el objetivo de evitar la propagación del coronavirus. Así lo expresó Cristian Silva, secretario general de Unidad Visión Venezuela en el estado oriental.

“Los ciudadanos que ya veían mermada sus reservas de alimentos ahora es más difícil reponerlas, en vista del alza desmesurada de la divisa americana lo cual incide notablemente en los costos de la comida a pesar de los bonos decretados por el ejecutivo nacional”.


Para el dirigente político, esta es la realidad a la cual se enfrenta toda la población, la cual debe ser considerada por las autoridades e implementar medidas integrales que garanticen y hagan más efectivo el confinamiento domiciliario.

“Por ejemplo, los alimentos provenientes del sistema Clap cada vez son más escasos y en algunos lugares la frecuencia de distribución tarda meses. Ahora esas cajas no traen leche en polvo, aceite comestible, mayonesa, salsa de tomate, ninguna proteína animal y solo un kilogramo de harina de maíz”, dijo.

Por otro lado, recalcó que los precios de víveres en el sector privado no los alcanza nadie. En una visita realizada a un distribuidor ubicado en la Avenida Humboldt, cercano a los semáforos de Santa Catalina en la ciudad de Cumaná, los precios son los siguientes: “aceite a 250.000 y el cartón de huevos se acerca al medio millón de bolívares. ¿Quién los compra con un sueldo mínimo?”, preguntó Cristian Silva.

Para el también secretario general del partido Unidad Visión Venezuela en el estado Sucre, el suministro del gas doméstico es otra calamidad a ser tomada en cuenta para poder terminar con éxito la cuarentena del coronavirus prolongada por 30 días más.

En tal sentido aseguró que “es totalmente ineficiente el suministro y distribución del gas doméstico ahora monopolizado y dirigido por el gobernador del estado. Ya es normal el pago del servicio con anticipación de 4 o 5 meses; pero la gente se cansa de llamar o asistir personalmente a la compañía y solo recibe promesas o excusas sin sentido e infantiles”.

Señaló que por esta razón, muchas familias acuden a “oficialistas”, supuestos intermediarios autorizados por la compañía para beneficiarse de manera particular a través de una representativa suma de dinero. “Sin embargo el resultado es el mismo: semanas, semanas y meses sin servicio de gas doméstico, obligándose la población a acudir al prehistórico fogón”.

Para completar este rosario de calamidades, manifestó que se le suma la casi nula existencia de unidades de transporte público junto a la escasez de gasolina. “Son totalmente dramáticas las escenas de gente residente en sectores y urbanizaciones periféricas, caminando pacientemente por horas para llegar al Mercado Municipal a provisionarse de algún alimento con sus menguados recursos”, concluyó Cristian Silva.

Es por la integridad de tu persona, tu familia y del planeta… “Lávate las manos y quédate en tu casa”….

FUENTE: Con información de Nota de prensa

No hay comentarios:

Publicar un comentario