miércoles, 30 de octubre de 2019

El pacto entre antisociales y algunos operadores del Metro de Caracas para hurtar equipos del sistema

Un trabajador del Metro de Caracas, en la actualidad, gana alrededor de 350 mil bolívares, lo que equivale a la compra de un cartón de huevos, un kilo de harina pan, otro de arroz y, si acaso, medio kilogramo de carne molida; lo que significa –quizás- para un padre de familia, vivir en las sombras de la miseria ¿Podría un operador ofrecer “su alma al diablo” con tal de llenar la despensa de su hogar? Según denuncias, algunos trabajadores han creado “alianzas” con antisociales para aliviar su crisis económica.

Desde hace una década, aproximadamente, que el sistema metro presenta altos niveles de abandono y deterioro en casi todos sus departamentos, situación que se refleja en el funcionamiento diario del Metro de Caracas. Unas de las posibles causas apuntan a los robos de las inversiones en millones de bolívares y dólares que se han destinado en los últimos años; sin embargo, también valdría la pena evaluar por qué las autoridades denuncian repetitivamente “sabotaje” contra el sistema.

Un operador, un antisocial

El equipo de El Cooperante logró contactar a un operador que labora actualmente en el Metro de Caracas, quien decidió declarar bajo condición de anonimato para resguardar su puesto de trabajo. Al cuestionarle sobre las constantes fallas que presenta a diario el sistema, éste aseguró que no solo responde al deterioro de la maquinaria, o, a las fallas eléctricas que afectan a nivel nacional, sino también a los robos internos entre el personal y antisociales.

“Los robos ocurren en los tramos que tienen más descubierto. A diario, la Policía Nacional Bolivariana (PNB) hace recorrido junto a los guardias patrimoniales durante todas las noches por 30 minutos. Van, recorren, vigilan, y caminan a resguardarse en una estación. Luego, el operador de guardia informa a antisociales para proceder con los robos de cajas de imperancia, cableados de la vía férrea y baterías UPS”, afirmó.

Como parte de la investigación, se contactó a un ingeniero de telecomunicaciones que prestó durante 25 años sus servicios al Metro de Caracas. Por seguridad, pidió ser identificado como ‘La Mampa negra’, seudónimo con el que lo caracterizaron sus compañeros de trabajo por muchos años.

‘La Mampa negra’, aseguró para El Cooperante que durante su estadía dentro del sistema metro, se vio obligado a presenciar robo tras robo liderado por compañeros de trabajo, quienes –a su juicio- se aprovechaban de sus cargos, para ejecutar importantes hurtos dentro de las instalaciones. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Jessica Dirinot - El Cooperante

No hay comentarios:

Publicar un comentario