lunes, 5 de agosto de 2019

ABC: El Psiquiátrico de Caracas aterra

En una pequeña sala cercana a una de las entradas del Hospital Psiquiátrico de Lídice, localizado en el oeste de Caracas, un grupo de enfermos esperan en fila para que les entreguen un vaso con avena y la medicina de la noche. Eso es lo que cenan a diario los internos. Carolina Ross, una de las enfermeras más veteranas del lugar y encargada del turno nocturno, dice con resignación que a pesar de todos los años que lleva trabajando en el lugar jamás había visto algo similar: «Teníamos carencias en muchas cosas, pero todo funcionaba». En su desesperación, llega a decir que «hasta los pocos medicamentos que nos quedan están caducados», pero están atados de manos porque no tienen nada más que suministrar a los enfermos. «No es justo ver esto», repite.

«El Manicomio de Caracas» como popularmente se le conoce, es una institución de 117 años de historia que hasta hace poco servía como centro para la especialización de los médicos. Ahora se encuentra en total abandono. En el país existen una docena de psiquiátricos en los que se repite el mismo cuadro critico.

Los pacientes con patologías crónicas los mantienen encerrados por la falta de sedantes. No hay distinción entre hombres y mujeres. Los enfermeros solo los pueden controlar mientras estén en sus celdas. «Aquí tenemos en la zona de mujeres, a una paciente que mató a su compañera de habitación en medio de una crisis por no tener medicación», dice una enfermera que prefirió no revelar su identidad.

Los médicos tratan de no recibir a más pacientes para el área de hospitalización, ya que solo quedan treinta camas a pesar de tener capacidad para 200. Los últimos internos en llegar fueron remitidos del psiquiátrico rural de Macaira, ubicado en el estado Guárico, a tres horas de la capital, porque fue clausurado por falta de recursos. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Jorge Benezra - abc.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario