lunes, 26 de noviembre de 2018

Venezuela despide a sus glaciares y la posibilidad de estudiarlos

La capital turística de los Andes venezolanos dibuja en el imaginario nacional, incluso en el de aquellos que nunca la han visitado, frío y nieve; mucha nieve. Pero de esa blancura helada solo van quedando los recuerdos y las postales. Venezuela será el primer país tropical del mundo en quedarse sin glaciares, masas enormes de hielo que llegaron a sumar más de 10 en la época gélida más reciente, la llamada pequeña edad de hielo, ocurrida entre los años 1500 a 1850.

La desaparición de los glaciares venezolanos es un proceso geológico natural, pero la aceleración del cambio climático producto de la industrialización creada por el hombre lo está adelantando. Si bien no hay nada que pueda hacerse para revertir este proceso, sí que resulta muy valioso para la ciencia estudiarlo, tarea que emprendieron hace seis años unos profesores de la Universidad de Los Andes (ULA) en Mérida.

Sin embargo, la crisis del país ha impedido realizar todos los estudios que dichos científicos consideran valioso hacer, y lo que es más doloroso aún: las únicas muestras de hielo tomadas de los glaciares venezolanos podrían perderse a causa de las fallas en el sistema eléctrico nacional, entre otras causas producto de la crisis.

Nacimiento y fin de las cinco águilas blancas

Cuenta Tulio Febres Cordero en la leyenda de las Cinco Águilas Blancas que la india Caribay, primera mujer entre los indios Mirripuyes y genio de los bosques aromáticos, un día vio volar por el cielo cinco águilas blancas enormes, “cuyas plumas brillaban a la luz del sol como láminas de plata, y quiso adornar su coraza con tan raro y espléndido plumaje”.

Pero el deseo de la india mitológica de los Andes venezolanos no pudo cumplirse. Tras perseguir y buscar a las cinco maravillosas aves, Caribay vio un día cómo estas finalmente se posaron sobre las cumbres más altas de la sierra merideña. “Corrió hacia ellas para arrancarles las codiciadas plumas, pero un frío glacial entumeció sus manos: las águilas estaban petrificadas, convertidas en cinco masas enormes de hielo”, cuenta Don Tulio en la edición del 10 de julio de 1895 de El Lápiz, el periódico que él fundó.

122 años después, una canción narrará el fin del nacimiento de las cinco águilas blancas que describió Don Tulio. En septiembre de 2017 el cantautor uruguayo Jorge Drexler lanzaría su tema Despedir a los glaciares, cuya letra escribió a cuatro manos con Alejandra Melfo, PhD. en Física y profesora de la ULA en Mérida, quien forma parte del equipo de científicos que ha estudiado el proceso de desaparición de los gigantes de hielo venezolanos. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de María Fernanda Rodríguez - https://elpitazo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario