domingo, 21 de octubre de 2018

(Anzoátegui) Casco histórico de Barcelona agoniza ante mirada indolente de los gobernantes

Héctor Cardona tiene 20 años como residente del casco histórico de Barcelona, municipio Simón Bolívar (Anzoátegui). Aún recuerda que cuando llegó al sector caminaba por las estrechas calles de aceras altas, maravillado con las casas coloniales de ventanas sobresalientes y descubriendo a cada paso imponentes monumentos arquitectónicos.

El Teatro Juan Manuel Cajigal, la Ermita de Nuestra Señora del Carmen, la Catedral de Barcelona, la Casa Fuerte, entre otros sitios que poco a poco el tiempo ha ido consumiendo, son algunas de las solemnes estructuras que han dado base a la historia del anzoatiguense. Ahora parecen tener un futuro incierto ante el deterioro y el olvido de las autoridades locales.

“Fíjese hay un bote de aguas negras justo aquí en las calles Freites y San Carlos, frente al Registro Municipal. Esto tiene ya más de dos meses y a pesar de que viene muchísima gente de todo el estado para hacer trámites legales, tienen que aguantar el mal olor mientras hacen las largas colas desde tempranito en la mañana, porque nadie lo ha venido a reparar”, dijo el lugareño.

Además, afirmó, el suministro de agua potable y de electricidad son muy deficientes. La seguridad es otro problema que considera grave. Cardona se pregunta quién va a pasear por estas calles llenas de basura y exige al gobierno municipal un plan integral de limpieza, y otro para rescatar la dignidad de los años de historia que concentra este sector.

Años de desidia
Igual opinión registra la señora Rosa Zambrano, oriunda de Sabana de Uchire, una población al oeste de la entidad. Ella tenía un par de años sin visitar el centro de la capital anzoatiguense y se encontró con un escenario deprimente.

“Es evidente el deterioro en las calles, las esquinas decoradas con bolsas de basura, cunetas llenas de aguas negras. Hay viejas casonas abandonadas que están a punto de caerse por falta de mantenimiento y otras con la maleza tan alta que pareciera que también estuvieran deshabitadas”, acotó la mujer.

El ama de casa consideró que los habitantes también deben poner de su parte, tener más conciencia de que residen en una zona de valor histórico y mantener limpias sus fachadas, ya que el casco central es visitado no sólo por lugareños, sino también por quienes vienen a hacer turismo “y se encuentran con este triste panorama”. ->>Continuar leyendo...

FUENTE: Con información de Giovanna Pellicani - https://elpitazo.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario