martes, 13 de marzo de 2018

Favores, ataques, patrocinios y renuncias sacuden el Miss Venezuela

Muchas cosas ocurrieron después de la publicación del reportaje http://misesysantos.efectococuyo.com/, en el que se revela la red detrás del concurso más importante del país, así como funcionan los patrocinios y quiénes mueven los hilos del poder.

A las pocas semanas de que apareciera en Efecto Cocuyo, la minuciosa investigación periodística, en la que se daba cuenta de las vicisitudes por las que tenían que atravesar algunas de las jóvenes para participar en el Miss Venezuela, el conocido  “zar de la belleza”, Osmel Sousa, renunció a la organización luego de casi  40 años trabajando en ella.

Sin embargo, no está claro en qué términos se fue de la Organización Cisneros (propietaria de los derechos del concurso Miss Venezuela) pues publicó en sus redes sociales que estaba agradecido por el homenaje que planeaban hacerle en Venevisión, pero que no estaría presente.


Con la salida de Sousa, el concurso sufrirá una reestructuración total. Ya no habrá una cara visible, sino que será un pool de preparadores quienes se encargarán de la producción del concurso. Algunos de los nombres tienen años relacionados con el certamen como Gisselle Reyes, quien es especialista en pasarela, y Richard Linares, conocido como el entrenador de las misses.
Pero además, las redes sociales han sido plataforma para que otros asuntos salgan a la luz pública. Todo comenzó con la mención de una fundación que se supone hace labor social y que pertenece al empresario Diego Salazar, hoy detenido luego de que el fiscal designado, Tarek William Saab lo acusara de presunta corrupción en Pdvsa.

Luego de esto se desata una pelea entre ex misses, en las que se acusan unas a otras de estar ocultando secretos, que de salir a la luz pública, crearían “mucha decepción”.

Quien ha llevado la voz cantante de esta diatriba pública es la ex miss y presentadora de televisión, Anarella Bono. Ella es ex esposa de quien fuera edecán del presidente, Hugo Chávez y ahora es presidente del Bandes, Antonio Morales.

A los comentarios de Bono se unió Hannelly Quintero, presentadora de Tv y ex representante de Venezuela en el certamen  Miss Mundo 2008, que se realizó en Johannesburgo, Sudáfrica.

En una publicación en su cuenta en la red social Instagram, Quintero aseguró que jamás estará a la altura de la ex miss universo venezolana Stefanía Fernández, porque “no me involucré en su guiso en la fundación (Diego Salazar) que desangró al país”. La modelo agregó que muchas de sus excompañeras se prestaron a hacer donaciones a cambio de “dólares, viajes, lujos y apartamentos”.

La organización Miss Venezuela aún no se ha pronunciado ante el número de acusaciones que se han hecho las exparticipantes del concurso, de ser financiadas con dinero proveniente de algunos funcionarios del Estado Venezolano. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de http://efectococuyo.com - (PULSE AQUÍ)