martes, 3 de noviembre de 2020

Crónicas de Anzoátegui: Aniversario del nacimiento del gran escritor Barcelonés Miguel Otero Silva

Por: Omar González Moreno - Esta semana se cumplieron 112 años del natalicio del escritor Barcelonés Miguel Otero Silva, fundador del diario El Nacional y autor de obras literarias inmortales.Por cierto, que una de sus más famosas novelas está inspirada en los fundadores de la ciudad del El Tigre en el estado Anzoátegui y de los sindicatos petroleros de la zona.

Igualmente resulta interesante conocer que Miguel Otero Silva firmó un curioso pacto de sangre con el premio Nobel de literatura, el colombiano Gabriel García Márquez.

Revisemos con botas de siete leguas la historia de este extraordinario humanista anzoatiguense.

Miguel Otero Silva nació en Barcelona el 26 de octubre de 1908. Fueron sus padres Henrique Otero Vizcarrondo y Mercedes Silva Pérez.

Precisamente fue con su Padre, Henrique Otero Vizcarrondo -un tenaz cumanés, que se hizo a puro pulmón en un próspero hacendado cafetalero, empresario maderero, vendedor de muebles, fabricante de alpargatas, quincallero y boticario- con quien Miguel Otero Silva fundó el diario El Nacional, el 3 de agosto de 1943.

Miguel Otero Silva realizó sus estudios de primaria en su natal Barcelona; secundaria, en el Liceo San José de Los Teques y en el Liceo Caracas; y la educación superior la hizo en la Universidad Central de Venezuela, donde cursó estudios de Ingeniería Civil, carrera que no culminó a causa de sus luchas en contra la dictadura de Juan Vicente Gómez.

En 1925, Miguel Otero Silva publica su primer poema en la revista Elite. Asimismo, escribe en el periódico “Fantoches” y en la revista “Caricaturas”, demostrando sus dotes de escritor, poeta y humorista.

Vinculado con una conspiración militar debe huir al extranjero y desde allá continuar con su lucha por derrocar la dictadura de Gómez.

Es así como participa desde Curazao en la toma del fuerte Ámsterdam en esta isla caribeña y desde donde promueve una invasión a Venezuela por las costas de Falcón.

A la muerte de Gómez, en 1935, regresa a su país y se dedica a escribir en el diario “Ahora”, tribuna desde la cual critica el régimen socarrón de Eleazar López Contreras y es nuevamente expulsado del país.

Regresó a Venezuela en 1940, cuando Isaías Medina Angarita ocupaba la Presidencia de la República permitiéndole seguir escribiendo y fundar, en 1941, el semanario “El Morrocoy Azul”.

Fue tan grande el éxito de este semanario, que su padre, Henrique Otero Vizcarrondo le propuso viajar a Estados Unidos a comprar una prensa que le permitiera sacar provecho económico a ese gran esfuerzo editorial.

Días después, desde Nueva York, llamaron para informar que en lugar de comprar una prensa para un semanario habían adquirido una maquinaria para hacer un diario.

Así nace El Nacional en 1943 y Miguel Otero Silva fue su primer jefe de redacción.

Tres años después se casa con la periodista María Teresa Castillo, con quien tuvo dos hijos: Miguel Henrique y Mariana.

En 1949, Miguel Otero Silva se gradúa de periodista en la Universidad Central de Venezuela y preside la Asociación Venezolana de Periodistas.

Miguel Otero Silva fue apresado en los últimos días de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y fue confinado a uno de sus infames calabozos de esa otra tiranía.

Tras ser derrocado Pérez Jiménez, Miguel Otero Silva es elegido Senador por el estado Aragua, cargo con el cual promueve la creación del Instituto Nacional de Cultura y Bellas Artes INCIBA,
En 1967, fue elegido individuo de número de la Academia Venezolana de la Lengua.

Entre sus obras literarias se encuentran: Fiebre, Casas Muertas, Oficina número uno, inspirada en los fundadores de El Tigre y del sindicato petrolero, La Muerte de Honorio; Cuando Quiero Llorar no Lloro, López de Aguirre Príncipe de Libertad, La piedra que era Cristo, entre otras.

Miguel Otero Silva hizo de la amistad un apostolado. Fue entrañable amigo de Pablo Neruda, Carlos Fuentes, Juan Rulfo, Rafael Alberti, Julio Cortázar, Alejo Carpentier, Andrés Eloy Blanco, Uslar Pietri y firmó un pacto de sangre con García Márquez, mediante el cual el “Gabo” se comprometía pelear por la libertad en Venezuela y Miguel Otero por la libertad de Colombia.

El gran escritor, humorista, político y periodista Barcelonés murió en Caracas el 28 de agosto de 1985. 

FUENTE: Artículo de Opinión

No hay comentarios:

Publicar un comentario