miércoles, 21 de febrero de 2018

Con un salario semanal de Bs. 50.000, obreros del Ivic se declaran en protesta

Por segundo día consecutivo, trabajadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) protestaron en la entrada de las instalaciones, ubicada en el kilómetro 11 de la carretera Panamericana, exigiendo la contratación colectiva de los obreros y empleados, que cumple unos diez años vencida y la directiva ha dilatado la discusión de las cláusulas salariales.

Jesús Soto, empleado y representante del sindicato de empleados, refirió que las condiciones laborales han sido desmejoradas. “Tenemos desde el 2008 con las mismas condiciones, sin homologarlas a contrataciones de otros entes adscritos al Ministerio de Ciencia y Tecnología”, dijo.

Entre las quejas de los empleados están la discusión de contrato y mejoras en la dotación. Este martes se apostaron nuevamente en la entrada al organismo sin dejar pasar a nadie, señalando un paro técnico de la institución, que no cuenta con servicios médicos ni presupuesto para su funcionamiento,

Soto refirió que el pasado lunes 19 de febrero, cuando iniciaron el conflicto de calle, el director del ente hizo llamado a la Inspectoría de Trabajo con la finalidad de levantar calificaciones de despido a los empleados. “De manera despótica se burló de nuestra petición y al quejarnos sobre las condiciones del comedor, se limitó a decir que al menos comíamos carne. Apagan un fuego con gasolina”, dijo, al tiempo que destacó que hace dos semanas 80 % de los empleados se intoxicaron con comida suministrada en ese servicio.

Agregó que la comida que sirven es preparada en otras instalaciones y no cuenta con las debidas normas para su traslado. “Tenemos varios meses sin servicio en la sede”.

Los empleados no cuentan con filtros de agua, herramientas de trabajo y los servicios medico-odontológicos están paralizados por falta de insumos. “Un médico gana Bs. 100 mil quincenal; así no puede trabajar nadie”, dijo el representante laboral.

Denunciaron amedrentamiento de la directiva con amonestaciones y descuentos ilegales a la protesta legitima “que busca reivindicar a los trabajadores. Hay un bono de guerra económica y nosotros somos los únicos trabajadores que no lo cobramos”.

El sindicalista detalló que los patronos no asisten a las reuniones de discusión del contrato colectivo de los obreros que, actualmente, es el único en discusión.

Jenson Vega, obrero, señaló: “En realidad estamos afectados por la crisis, por lo que pedimos mejoras como homologación del sueldo y escala salarial”, dijo al detallar que devenga Bs. 50 mil semanales. “Casi que me toca pagarle al IVIC por venir a trabajar, porque lo que gano no alcanza ni para un desayuno”, dijo.

“No tenemos una homologación justa comparados con el Ministerio; todos los entes del Ministerio están por encima de nosotros”. Asimismo, aseguró que no hay transporte adecuado para salir a la calle. “La discusión del contrato se ha vuelto eterna”, refirió Vega.

A las 11:00 am llegó un contingente de la Guardia Nacional con la intención de dispersar con lacrimógenas la protesta de los empleados.

FUENTE: Pola Del Giudice - https://elpitazo.com - (PULSE AQUÍ)