martes, 19 de septiembre de 2017

La gasolina escaseó en al menos seis estados de Venezuela este lunes

Largas colas en estaciones de gasolina, disminución del transporte público y reventa de combustible a altos precios se registran desde hace varios días en al menos seis estados del país, lo que afecta la cotidianidad de millones de venezolanos.

En los estados Zulia, Táchira, Delta Amacuro, Bolívar, Nueva Esparta y Monagas, las cisternas con gasolina no llegaron a muchas estaciones este lunes 18 de septiembre, situación que se viene repitiendo desde hace varias semanas según reseñas de la prensa local en estas regiones y reportes en las redes sociales, pese a que el Gobierno ha implementado medidas para que se provea de combustible.

El economista y especialista en temas petroleros, Rafael Quiroz, explicó a Efecto Cocuyo que el problema se presenta en el país porque en las refinerías nacionales trabajan sólo al 46% de su capacidad. “Las seis refinerías en Venezuela pueden procesar 1.300.000 barriles diarios, entre diferentes derivados del crudo, sin embargo, debido a problemas con las diferentes plantas de procesado, solo refinan 605 mil barriles diarios”, señaló el experto.

Quiroz resaltó que el consumo de combustible interno en Venezuela es de alrededor de 600.000 barriles diarios, por lo que con lo que produce en la actualidad podría abastecerse; no obstante “parte de esa producción está comprometida a clientes internacionales como Petrocaribe”, afirmó el especialista, quien recordó que Venezuela importa gasolina de refinerías estadounidenses, por lo menos 60.000 barriles al día.

“Ruletear” para conseguir gasolina en Maracaibo

Alex Serrano es un empleado público de 45 años, y después de salir del trabajo ofrece servicio de transporte a universitarios. Debido a que muchas gasolineras están cerradas, debe recorrer la capital zuliana en búsqueda de alguna abierta para llenar el tanque de su carro. “Tardo como una hora ruleteando hasta que consigo un lugar, donde tengo que esperar entre 45 minutos y una hora, porque las colas son largas”, dijo a Efecto Cocuyo vía telefónica.

Héctor Velásquez relató una situación parecida. El conductor de 34 años que se dedica al transporte privado indicó que le ha costado conseguir gasolineras funcionando en Maracaibo. “Tardo media hora para echar gasolina debido a los retrasos que genera el sistema automatizado, que a veces no lee el chip que te instalan en el carro. Sin embargo, en los últimos días el problema es causado por la distribución, paso mucho tiempo buscando alguna estación abierta, desde hace unas semanas abren un día sí y un día no”, expresó.

Velásquez se refiere al lector electrónico que, a través de un dispositivo electrónico instalado el vehículo, verifica si el automóvil puede surtirse en ese momento o si se pasó del límite señalado por Pdvsa, según una frecuencia de llenado predeterminada; esta medida, que primero se implementó en Táchira, se aplica para evitar contrabando de combustible en los estados fronterizos con Colombia.

“Antes de tener el sistema instalado, tenía que esperar que alguien me cediera la cantidad que le sobrara de su cuota diaria para echar gasolina”, explicó el conductor, quien añadió que, pese al control, igual se siguen haciendo “trampas” para llevarse más cantidad de lo establecido.

Táchira con menos transporte público

En la entidad andina, las colas para proveerse de gasolina se registran durante todo el año. No obstante, para este lunes la situación se agravó. Según la prensa tachirense, hasta en las estaciones especiales (ESA), que venden el combustible a precios internacionales, se registraron kilométricas filas de diferentes tipos de vehículos esperando llenar sus tanques.

Debido a la escasez, solo el 40% del transporte público está operativo según el presidente del Sindicato de Transporte en el estado Táchira, Víctor Velazco, quien declaró para Efecto Cocuyo que los choferes de los autobuses deben esperar hasta cuatro horas para abastecer sus unidades de gasolina.

“Además de la falta de cauchos, de la escasez de repuestos para los vehículos y la tarifa insuficiente de 150 bolívares en las líneas urbanas y suburbanas, ahora tenemos el problema de la gasolina que nos viene afectando desde hace tiempo”, aseguró el representante sindical.

Cristóbal Carvajal, presidente del sindicato de taxis del estado Táchira, expresó que aunque la escasez de gasolina no es constante, actualmente es mucho más seria, pues demoran hasta cuatro horas para surtirse. “Hace dos semanas se normalizó la situación, pero una semana después se agudizó el problema”, aseveró.

Explicó que los taxistas de la entidad están muy afectados por las restricciones y la escasez de los hidrocarburos, puesto que además del tiempo que pierden en colas, solo les permiten llenar 15 litros diarios, lo que les resulta insuficiente. “Si un chofer hace un viaje desde San Cristóbal a El Vigía, entre ida y vuelta se queda sin gasolina, sin poder volver a llenar el tanque”, señaló el sindicalista.

Reventa de gasolina en el puerto de Tucupita

Tanto indígenas como habitantes criollos de las cercanías del puerto Volcán en Tucupita (Delta Amacuro) decidieron trancar las vías terrestres cercanas como protesta el pasado viernes 15 de septiembre, para que las autoridades enviaran combustible a la estación de servicio en el lugar, que tenía varias semanas sin despacharse, según vecinos de la localidad.

Allí llegan las embarcaciones que transportan a los habitantes de las comunidades que solo están conectadas por medio de vías fluviales con la capital de la entidad. Muchos de ellos no volvieron a sus hogares, porque las lanchas no podían zarpar sin gasolina. Más de 100 indígenas pernoctaron en las cercanías del puerto, al no poder volver a sus casas.

Regino Reinoso, de 65 años, informó que cuando llegó la gandola de gasolina, los trabajadores de la estación y efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) revendieron los tambores en Bs. 300.000 (cada tambor tiene capacidad para 220 litros), precio que los indígenas afectados no podían pagar.

“Yo les pregunté a algunos de los que se llevaron la gasolina ¿Por qué hacen eso? Me dijeron que la venderían a alguien que llevaba un muerto, así que les dije que quería ver el ataúd… No me respondieron”, denunció el hombre.

En otras entidades como Monagas, Nueva Esparta y Bolívar también se reportó escasez de gasolina. Desde hace varios días en las tres entidades se registraron largas colas de carros en las estaciones de servicio y disminución del trasporte público debido a la situación.

Este lunes 18 de septiembre, la gobernadora y candidata a la reelección en Monagas, Yelitza Santaella, dijo que las fallas en la distribución del combustible en esta entidad oriental, podrían ser producto de un sabotaje, por lo que ordenó iniciar una investigación, ya que el centro de distribución en Maturín, ubicado en la Zona Industrial, recibe la gasolina a través de poliductos desde el estado Anzoátegui.

Pese a esta versión, el jefe de la Zona Operativa de Defensa Integral (Zodi) en la región, afirmó la semana pasada al diario La Verdad de Monagas, que los problemas eran producto en parte de las afectaciones que dejó el huracán Harvey en Houston (Texas, EEUU), de donde aseguró provienen componentes para procesar gasolina y parte del combustible para el mercado venezolano.

La prensa local destacó que, pese a los planes de contingencia, muchas estaciones permanecieron cerradas este lunes 18 de septiembre, a la espera que llegaran más cisternas con gasolina para proveer a quienes esperaron horas para llenar los tanques de sus vehículos.

FUENTE: Con información de JORGE FLORES RIOFRIO - http://efectococuyo.com -  (PULSE AQUÍ)