jueves, 25 de julio de 2019

Venezolano no creyó en limitaciones y hace historia en Masterchef

Día tras día los venezolanos tienen que enfrentar diversas dificultades y adversidades, uno de ellos es John Pardo, quien desde hace 25 años le ha tocado recorrer diversos caminos en una silla de ruedas, amaneciendo en una ciudad que no es Caracas, en donde nació, lejos de El Ávila y todos sus paisajes y momentos que vivió durante su niñez y juventud.

Cuenta que con solo 5 años de edad, John pasaba casi todo el día en la cocina de su casa, ya que los colores, olores y sabores de la comida despertaron su curiosidad y lo apasionaron. Este amor a la cocina nace por su mamá y su abuela, a quienes considera sus mejores maestras.

Por su parte con su padre viajó por varios países en la búsqueda de nuevos ingredientes que conquistaran su paladar, pero asegura que su momento favorito es sobrevolar las playas del estado Vargas, aterrizar en el aeropuerto de Maiquetía y regresar a la capital venezolana, en donde está “el calor de hogar”.

Prado es de madre estadounidense y padre venezolano, es diseñador e inversor de bienes raíces pero desde muy joven siempre fue muy activo, practicando surf, pesca subamarina y buceo, sus actividades favoritas. La capital venezolana, Caracas su ciudad favorita y con los momentos de su vida, también tiene el peor de ellos, el cual le marcó la vida para siempre.

Mientras estaba en Chuao fue víctima de un asalto, en donde con 21 años recibió dos impactos de bala, uno de ellos en el brazo y el otro en la columna. El impacto en la espalda lo lanzó directo al piso, pero pese a ello su mayor preocupación era su brazo, el cual no dejaba de sangrar, pensó que su vida se acaba, pero apenas su historia comenzaba.

Un doctor que circulaba por la zona detuvo el sangrado con sus dedos y fue cuando lo trasladaron a un centro de salud. Desde ese día fue diagnosticado de parálisis en las piernas, se mudó a Estados Unidos en donde su madre lo esperaba. Las pésimas condiciones en las que se encuentra Venezuela y la violencia lo llevaron a irse.




Pardo apunta que su propia motivación le permitió seguir adelante sin decaerse, con el objetivo de alcanzar sus metas y volverse un ejemplo de que cuando se quiere, se puede. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Venezuela Al Día 

No hay comentarios:

Publicar un comentario