jueves, 3 de mayo de 2018

Alertan que alza del pasaje condena al pueblo a quedarse en sus casas

A partir de este 1 de mayo la Federación Nacional del Transporte aprobó el aumento del pasaje a 5.000 Bs trayendo como consecuencia una gran alarma en la población ante la fuerte crisis económica y la escasez de efectivo. Vecinos de distintas parroquias de Caracas revelaron que este hecho ocasionaría una alta deserción laboral y escolar, esto aunado a que el 85% de la flota de autobuses se encuentra parada por falta de repuestos,

Carlos Julio Rojas, coordinador del Frente en Defensa del Norte de Caracas, culpó al Gobierno Nacional de esta crisis del transporte público, teniendo como objetivo real enfrentar al transportista con el usuario ignorando su responsabilidad como Estado. “Aquí tanto el camionetero como nosotros los ciudadanos nos estamos muriendo de hambre y entendemos su necesidad imperiosa de obtener recursos para reparar las flotas de autobuses que están en terapia intensiva. Pero la crisis no debe asumirla los hombros del pueblo humilde”, dijo.

Rojas señaló que con este aumento del pasaje a 5.000 Bs. el ciudadano estaría condenado a no poder salir a trabajar a estudiar, porque como mínimo los habitantes de los sectores populares deben tomar cuatro camionetas para llegar a sus empleos gastando en realidad 20 mil Bolívares diarios. “Por ejemplo los vecinos de los Mangos en La Vega o de Pinto Salinas de El Recreo usan un jeep para bajar del cerro y un autobús para luego llegar al metro. Recordando que los bancos solo dan entre 10 y 20 mil Bsf diarios, tardando al menos 2 horas para conseguirlos si tienes la suerte de conseguir efectivo. Esto decretaría la paralización de la ciudad”.

El miembro de Caracas Ciudad Plural detalló que en pasaje al menos a cualquier vecino de Caracas se le iría el 60% del salario mínimo, llegando a gastar 600 mil bolívares al mes. “Esto significaría un golpe mortal al pueblo, el cual ya no tiene dinero ni para comer le sería ahora imposible movilizarse por la ciudad, aumentando en cifras alarmantes los niveles de deserción laboral y escolar. Ante esta realidad el Gobierno de Maduro solo ignora el problema, ya que “ellos se mueven por la ciudad en camionetotas último modelo”, afirmó.

Exhortó al transportista a unirse con los usuarios e iniciar una jornada de protesta contra el Gobierno exigiendo un transporte público de calidad, ya que como usuarios entienden el dineral que cuesta un caucho o reparar un autobús. “El ministro de esta cartera Carlos Osorio elude su responsabilidad y aplica soluciones desquiciadas como usar camiones o las llamadas perreras para transportar usuarios, poniendo en riesgo la vida de los venezolanos”.

Por su parte Erick Camargo, dirigente social de Petare, explicó que será imposible para los venezolanos sacar 10mil bolívares diarios para el pasaje nada más, siendo el caso de quienes toman sólo dos viajes al día; pero quienes requieren hasta 4 viajes deberán cancelar 20mil bs en efectivo. Ningún banco nos dará esa cantidad. “Además hay un cuadro de insolidaridad por parte de los chóferes que cobran tarifas excesivas como piratas, que ya venían pidiendo 5mil antes del aumento y ya hoy están pidiendo 10mil bolívares. Sin respetar a la tercera edad y a los estudiantes, algunas veces de forma agresiva”, indicó.
Estudiantes hacen un llamado a una movilización

Emmanuel Briceño, presidente del movimiento estudiantil liceísta de Caracas, informó que en las próximas semanas estudiantes, usuarios y transportistas se movilizaran hasta Fontur y el Ministerio de Transporte exigiéndole al Gobierno asuma su responsabilidad de otorgarle transporte de calidad al pueblo. “Le planteamos la posibilidad a los choferes de colocar dos lapsos horarios de 6 a 7am y de 12 a 1pm por ejemplo para que los estudiantes puedan montarse en la camionetas pagando la tarifa fraccionada en estos momentos de crisis. En la unión esta la fuerza”, concluyó.

FUENTE: http://www.analitica.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario