lunes, 17 de julio de 2017

Mujer asesinada en Catia durante el plebiscito era líder en su comunidad y amaba los perros

Xiomara Scott Soledad, de 61 años de edad y enfermera del hospital Pérez Carreño, fue asesinada este domingo 16 de julio en horas de la tarde, tras recibir un disparo por parte de grupos paramilitares que tomaron las inmediaciones de la avenida Sucre de Catia, en Caracas.
La última vez que fue vista por sus vecinos fue alrededor de las 11:00 am, con una sonrisa de “oreja a oreja”, porque se dirigía a su punto electoral.

“La Morocha”, como la llamaban, era pensionada del Seguro Social y laboraba en el turno de la noche en ese centro asistencial del oeste caraqueño; además inyectaba o le brindaba primeros auxilios a todo aquel vecino que lo necesitara.

Otra de sus buenas obras era darle alimento y cobijo a animales desamparados. La víctima, quien era oriunda de la región oriental, residía en el bloque 36 de la parroquia 23 de Enero, del municipio Libertador.

Fue descrita por sus vecinos como: “una amante de los perros de la calle”. La mujer no tenía hijos, pero, apreciaba a su mascota como si fuera uno.

Un joven que se identificó por Twitter como su sobrino, con el usuario de @dawzen7, la calificó de “buena”, “trabajadora” y “honesta” y afirmó que ella había adversado al Gobierno de Hugo Chávez desde sus inicios.

No era casada y vivía con una sobrina. Hacía jornadas de recolección para el embellecimiento de su bloque y también formó parte de la selección softbol femenino del Distrito Federal.

Para el momento del suceso, se encontraba con un sobrino de aproximadamente 17 años, quien visitaba Caracas por vacaciones y fue testigo de lo ocurrido. Se conoció que después de que su cuerpo sea entregado por la medicatura forense de Bello Monte, será trasladada al oriente del país para su sepelio.

Tres heridas más

En el hecho en que resultó asesinada Scott por “colectivos” armados, también resultaron lesionadas otras tres mujeres. Fueron identificadas como Mary Carolina Bordones de Mata, de 50 años de edad, herida de un impacto de bala en la pierna, y quien reside en el bloque dos de La Silsa, de Catia.

Nerys Teresa Alcalá Rodríguez, de 61 años de edad, habitante de sector Tamanaquito, de Gramoven, intervenida tras un impacto en el tórax; y Flor Angélica Sánchez, de 59 años, herida también en una pierna y residente de la urbanización Urdaneta, de la parroquia Sucre.


FUENTE: https://elpitazo.com