martes, 4 de julio de 2017

(Lara) Alfredo Ramos denuncia amenazas contra su hija, vehículo y residencia

El alcalde del municipio Iribarren, Alfredo Ramos, denunció que factores vinculados al oficialismo planifican un atentado en su contra, en el cual pretenden, según dijo, incendiar su vehículo y residencia, como también el de su hija.

Así lo declaró la máxima autoridad local, este lunes, en rueda de prensa, al mismo tiempo que mostró a los medios de comunicación una serie de mensajes enviados a un supuesto grupo del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) por la red social Whatsapp, en los que se profieren las amenazas y se develan las direcciones de las residencias que serían blancos de ataque.

“Pasa la dirección exacta y la propuesta es ‘candelear’ los apartamentos”, reza uno de los escritos.

Aseveró Ramos que los mensajes de intimidación demuestran debilidad y desesperación, así como también ratificarían que los sectores radicales del oficialismo están dispuestos “a todo” frente al descontento general que hay en el país en contra del Gobierno nacional.

“A mí no me atemorizan las amenazas (…) Nosotros vamos a continuar en la calle. Yo seguiré en la lucha por lograr que en Venezuela se restablezca la vigencia de la Constitución, el derecho al voto y la libertad; aquí está en juego la libertad de los venezolanos”, manifestó.

Asimismo, expresó que consignarán la denuncia ante el Ministerio Público (MP) para que los investigadores competentes se encarguen de identificar a los involucrados. Aportarán los números de teléfonos de los cuales fueron enviados los mensajes.

“Estoy evaluando ir a la Fiscalía General de la República en Caracas (…) Diosdado Cabello me amenazó en su programa y por eso lo responsabilizo ante lo que le pueda pasar a mi familia”, apuntó.
Sobre violencia en Barquisimeto

El alcalde señaló que en la sede de la Corporación Jacinto Lara (Corpolara) se llevó a cabo una reunión el pasado jueves, en la cual, a su juicio, se planificaron las jornadas violentas de viernes y sábado en Barquisimeto.

“El objetivo de esta ola de violencia desatada por los grupos paramilitares es atemorizar a la gente y sembrar terror”, declaró Ramos, para luego recordar que en los últimos días se han hecho sentir sectores que tradicionalmente eran afectos al oficialismo, como la parroquia Unión, Juan de Villegas, Tamaca y El Cují.

Señaló al exgobernador de Lara y al concejal de Iribarren, Luis Reyes Reyes y Jesús “Chinolo” Superlano, respectivamente, como las cabecillas de los denominados colectivos que rondaron la ciudad con armas largas, disparando contra quienes protestaban.

Cree que los factores oficialistas persiguen la violencia para después achacarla a las convocatorias de la Mesa de la Unidad Democrática.

Ramos recalcó que la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por el presidente Nicolás Maduro, persiguen la instauración del modelo de gobierno cubano en la nación.

“Por eso el rechazo es inmenso. Hablamos que 90 % de los venezolanos repudia de plano la dictadura de Maduro y rechaza este fraude constituyente”, acotó.
Alcaldía no puede costear aumento salarial

Ramos recordó que la Alcaldía de Iribarren no ha podido cumplir con el aumento salarial del 1ero de mayo de 2017, puesto que el Gobierno nacional aún no envía los recursos de los más de 5 mil trabajadores que dependen del municipio.

Por ende, criticó el decreto presidencial, de este domingo, que lleva el sueldo mínimo a 97.531 bolívares y el bono de alimentación a Bs. 153.000.

“Se hace imposible cancelarlo con lo recursos propios (…) Nadie se alegra en este momento por un aumento de sueldo porque sabe que significa más inflación. Mientras aquí no se controle la inflación, aquí no hay aumento que valga”, expuso.

En este sentido, informó que el déficit de la alcaldía aumentó a casi 9 mil millones de bolívares, el 30 % del presupuesto de 2017.

Asimismo, agregó que evaluarán qué acciones tomar en la Asociación de Alcaldes por Venezuela, en los próximos días, puesto que ningún Ejecutivo local de corte opositor en el país, ha respondido a los compromisos con sus trabajadores.

FUENTE: José Manuel Zaá - http://www.elimpulso.com