miércoles, 17 de octubre de 2018

(Anzoátegui) En escuela de talentos deportivos se niegan a seguir perdiendo clases por malas condiciones

Cansados de esperar una solución ante las malas condiciones de las instalaciones, estudiantes, padres, representantes, profesores y obreros de la Unidad Educativa de Talento Deportivo del estado Anzoátegui (Uetdanz) trancaron parcialmente la avenida Intercomunal, sentido Barcelona-Puerto La Cruz, a la altura del Complejo Deportivo Libertador Simón Bolívar, donde están ubicados, para llamar la atención de las autoridades regionales y nacionales.

A las 9:00 de la mañana de este lunes se apostaron en el lugar por más de dos horas para exigir que los reubiquen dentro del complejo para iniciar el nuevo periodo académico, el cual se ha visto afectado por la incursión de la delincuencia. Debido al hurto del sistema eléctrico, puertas, tuberías y equipos de aire acondicionado, entre otras cosas, durante las vacaciones, la Zona Educativa Anzoátegui (ZEA) supuestamente inhabilitó el espacio.

Según la representante Ángela Pastrano, 543 atletas estudiantes esperan desde hace tres semanas por el comienzo de las actividades.

“No es posible que la sede de donde salió Yulimar Rojas, medallista destacada de nuestro estado, haya sido desvalijada cuando en el complejo funcionan el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), la Policía del estado Anzoátegui (Polianzoátegui) y la Policía Nacional Bolivariana (PNB)”.

Rechazo

Según el vicepresidente del Instituto de Deportes y Actividad Física del estado Anzoátegui (Idanz), Carlos Malavé, tras dos meses de haber sostenido una reunión con la autoridad única de la entidad en materia de educación para buscar soluciones, debido a que la escuela es 50% educativa y el restante deportiva, fue en estos últimos días cuando la funcionaria solicitó que buscaran ser reubicados de manera provisional hasta que les acondicionen un área dentro del complejo.

“No es posible que a estas alturas, sabiendo la situación económica del país, donde la gente no tiene ni para pagar un pasaje, nos salgan con eso. Esta es una sede para la gente de bajos recursos que tiene talento y no tiene como pagar una carrera deportiva”.

Destacó que los jóvenes, con edades comprendidas entre los 11 y 16 años, no sólo tienen problemas por la inseguridad en las instalaciones, sino que también carecen de alimentación y becas.

Entrega

Malavé recordó que en enero de 2015 tuvieron que entregar la sede que tenían y que estaba en buenas condiciones, para que funcionara una de las divisiones del Cicpc en el complejo. Desde ahí les reacondicionaron un espacio en las gradas del estadio José Antonio Anzoátegui, el cual ahora fue inhabilitado.

La obrera Zuleima Sifontes agregó que no contaron con personal especializado para realizar esos trabajos, por lo que nunca pudieron recibir agua potable porque las tuberías de las cloacas las unieron con las de aguas blancas.

FUENTE: Con información de Elisa Gómez - http://eltiempo.com.ve ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario