jueves, 16 de agosto de 2018

Tren de Aragua: La banda más temida de Venezuela

Comenzó como un sindicato de trabajo de un prometido -y no cumplido- ferrocarril. Pronto se corrompió con el cobro ilícito de comisiones. Y, al ser desactivado, sus miembros descubrieron en la extorsión la garantía de sus finanzas. Hoy son más de 500 aliados que secuestran y asesinan. Hasta los cuerpos policiales reciben ultimátum. Esta es una de las bandas de delito organizado más temidas del país. Su principal centro de operaciones apunta hacia un solo sitio: Tocorón.
No se han convertido en los carteles colombianos. Por ahora. Ni tienen el poderío de la mafia mexicana. Tampoco el de la Cosa Nostra italiana. Ni cuentan con los millares de sanguinarios que conforman la mara Salvatrucha salvadoreña.

Sin el despliegue brutal de estas organizaciones, aún así, el Tren de Aragua –una de las bandas criminales de factura criolla más temidas– ha sembrado el miedo en el centro de Venezuela.

En 2016 el comisario Luis Ollarves, entonces jefe de la región central, admitía su creación, cuando, en relación con esta banda, daba a conocer la posición del Cicpc.

“No permitiremos que nadie siembre zozobra, miedo y terror en la comunidad”, expresó el funcionario en aquella oportunidad, refiriéndose a las acciones que emprendería en contra del Tren de Aragua. Sin embargo, la banda continuó más vigorosa.

Según la promesa policial se dispondría de hasta 800 agentes para erradicar la organización delictiva. Todo el plan se ejecutaría con “mano dura”, según los lineamientos ordenados por Tareck El Aissami, el gobernador para la época.

Más allá de esos anuncios, el Tren de Aragua parece sacar de su ruta a quien se le enfrente. Por un lado, se recuerda el traslado del comisario Ollarves al estado Bolívar y, por el otro, el nombramiento de El Aissami como vicepresidente de la República, que ameritó dejar la entidad aragüeña.

¿Las organizaciones delictivas en Venezuela están ganando la batalla? No hay respuestas certeras sobre ello. Lo que sí luce exacto son las estimaciones del Observatorio de Delito Organizado, que da cuenta de 67 bandas activas en el territorio. De ese total, 25 están vinculadas con el narcotráfico. Otras 42, con el secuestro y la extorsión. En este último grupo está clasificado el Tren de Aragua.
De acuerdo con el abogado criminalista Fermín Mármol García, el objetivo del Tren de Aragua es idéntico al de otras: obtener enormes ganancias económicas que permitan el crecimiento y, también, el aumento de su poder.

Para el especialista en seguridad Erlyn Carvallo, la entidad delictiva posee equipamiento que supera al de los cuerpos policiales. Y para engrosar sus filas, recluta entre la población más joven. ->>Continuar leyendo...

FUENTE: Con información de Néstor Luis Llabanero - http://www.caraotadigital.net/ ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario