domingo, 28 de enero de 2018

Víctor Álvarez: ¿Cómo está la economía? (+Opinión)

En 2013, la economía venezolana desaceleró su ritmo de actividad para caer en una reiterada contracción anual que desembocó en la actual depresión. Desde 2014 el PIB se redujo 34%, cuestión que explica el actual desabastecimiento.

A la escasez se suma ahora la hiperinflación. La emisión de dinero sin respaldo para financiar el déficit de Pdvsa hace arder la inflación. Mucha plata detrás de pocos bienes dispara los precios. La creciente masa de dinero presiona el alza del paralelo, tasa marcadora en la formación de precios.

Nada resuelve ganar nominalmente más bolívares si realmente se pueden comprar menos bienes. La hiperinflación también pulveriza el poder de compra de la recaudación fiscal, la cual no alcanza para cubrir los gastos del Gobierno. Al financiar el déficit del sector público con nuevas emisiones de dinero inorgánico, se cae en un círculo vicioso que desencadena y atiza la hiperinflación.

En 2017 la producción de petróleo se redujo 440 mil bpd y cerró en un millón 830 mil bpd. En 2012 las importaciones fueron de $ 65.951 millones, y en 2017 cayeron a $ 12.300 millones. La escasez de materias primas, insumos, repuestos, maquinarias y equipos importados explica el colapso de 34% del PIB.

El petróleo cayó de 103,46 $/b en 2012, a 35,15 $/b en 2016 y alcanzó un promedio de 46,66 $/b en 2017. En un contexto de restricción de divisas debido a la baja de los precios del petróleo, la variable a controlar eran los pagos de la deuda externa. Sin embargo, entre 2013 y 2017 Venezuela pagó $ 71.700 millones. El monto a cancelar en los próximos 20 años asciende a $ 97.313 millones. Si se suman los compromisos con China y Rusia, la deuda comercial y las indemnizaciones sentenciadas por el Ciadi, el monto total de la deuda externa supera los $ 180 mil millones. El próximo gobierno tendrá que pagar $ 50.059 millones. Y no hay plata. Según el BCV, las reservas internacionales cayeron a $ 9.700 millones.

Sin renegociar la deuda externa será muy difícil sofocar la hiperinflación y superar la escasez. La renegociación de la deuda externa es un imperativo para liberar los recursos que permitan levantar la producción de Pdvsa y reactivar la economía.

Víctor Álvarez

@VictorAlvarezR

FUENTE: Con información de http://www.ultimasnoticias.com.ve - (PULSE AQUÍ)