miércoles, 28 de junio de 2017

(Miranda) Madre y sus tres hijos fueron envenenados con un “coctel mortal” en Santa Lucía

El móvil pasional manejan las autoridades en el crimen de una mujer y sus tres hijos, quienes fueron localizados enterrados, la tarde del pasado lunes 26 de junio, en el patio de la vivienda número 85 de la urbanización La Raisa de Santa Lucía del Tuy.

La presunta homicida, quien fue identificada como Stefany Martínez, de 20 años, utilizó una chicha mezclada con medicamentos para envenenar a Dayerling del Valle Marín Oviedo (32), pero, al ver que no moría, intentó ahorcarla con un mecate. La víctima se defendió y finalmente sucumbió al recibir varias puñaladas.

Dayleth Blanco (14), Mariángel Valdéz (10) y Samuel Valdéz (8), hijos de Marín, también sintieron los efectos de la bebida letal. Luego, fueron estrangulados y sepultados, junto a su progenitora, el jueves 15 de junio.

Once días después, un fuerte olor llamó la atención de un vecino, quien se asomó al patio de la residencia de Marín Oviedo y observó cuatro dedos que sobresalían en la tierra, por lo que dio parte a las autoridades policiales.

El comisario jefe Luis Medina, titular del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en el estado Miranda, informó que las investigaciones adelantadas por los detectives del grupo 5 del Eje contra Homicidios de los Valles del Tuy permitieron identificar a la imputada, a quien capturaron este martes en una empresa de servicios que opera en el sector Santa Inés de la zona industrial La Naya de Baruta en Miranda.

Trascendió que entre las mujeres existía una relación sentimental, que se enturbió cuando Martínez observó un video donde Marín Oviedo mantenía relaciones sexuales con un hombre, quien era su expareja.

Vale destacar que las medicinas utilizadas para dopar a las víctimas pertenecían al pequeño Samuel Valdéz, quien estaba bajo tratamiento médico, ya que presentaba una condición especial.

FUENTE: Rosanna Battistelli - https://elpitazo.com