viernes, 7 de abril de 2017

Cinco niños y su mamá se intoxican con yuca amarga en Monagas

Tras comer una ensalada preparada por su mamá y que acompañó con varios trozos de yuca obsequiada por su hermano, Josefina Milano, de 32 años de edad, junto a sus cinco hijos -todos menores de 12 años- resultaron intoxicados por la ingesta del tubérculo amargo el miércoles 5 de abril en el municipio Cedeño, al oeste del estado Monagas.

La familia que reside en el sector Boca del Monte en Caicara, capital de Cedeño, ubicado a 60 minutos de Maturín. La señora y sus hijos de 11, 10, 7, 4 y 2 años, comenzaron a sentir los síntomas de la intoxicación a las pocas horas de consumir la yuca amarga.

Todos fueron atendidos en primer lugar en el Hospital “Dr. Ernesto Guzmán Saavedra” de esta localidad, de donde los remitieron al Universitario “Dr. Manuel Núñez Tovar”, el miércoles en la noche.

El menor de los niños (2 años) quedó recluido en la emergencia pediátrica del Humnt, porque convulsionó dos veces, además de vomitar y presentar dolores abdominales.

Así lo informó la jefa de este servicio en el centro asistencial, Yacirka Vásquez, quien detalló que tanto a este bebé como a uno de sus hermanitos debieron aplicarle un lavado gástrico, mientras que el infante de dos años -aún convaleciente- se mantenía con una sonda, pero tenía una evolución clínica favorable.

Este año en Monagas, tres niños han fallecido por consumir yuca amarga: Yolfred González (5) murió el 13 de febrero; Santiago Rodríguez (4) el 15 del mismo mes y Omaira Rivas Pildaín (2) el 20 de marzo.

El contralor sanitario de la entidad monaguense, Héctor Chaurán, dijo a Efecto Cocuyo el 21 de marzo que a esa fecha, 68 personas en la entidad se habían intoxicado por la ingesta de yuca amarga, según los números que manejaba.

Con estos seis casos, la cifra llega a 74 monaguenses. No obstante, el que más víctimas ha registrado fue el de la familia indígena warao Pildaín Rivas, en la población de San José de Buja al sur de Maturín, donde se enfermaron 14 personas el 20 de marzo.

Chaurán reiteró el llamado a los padres y representantes a evitar alimentar a sus hijos con yuca cuando el producto sea de dudosa procedencia, debido a que los niños son los más vulnerables al ingerir el tubérculo amargo.

FUENTE: Ronny Rodríguez Rosas - http://efectococuyo.com