miércoles, 8 de febrero de 2017

Asesinan a un venezolano en la isla Saint Kitts para robarlo

Luis Ernesto García, de nacionalidad venezolana, fue asesinado el pasado 1 de febrero en la isla Saint Kitts (San Cristóbal y Nieves) para robarlo. Jean Carlos García Solano señaló que su hermano de 39 años de edad era una persona muy querida: “La gente en el pueblo lo quería. Muy trabajador. Él tenía entre siete y ocho años trabajando afuera. Compraba oro roto, como ocurría por aquí en épocas pasadas, que pasaban personas comprando oro roto por las casas, eso mismo hacía él en esas islas. Y luego el oro recolectado lo vendía en Curazao”.

De acuerdo a lo reseñado en el diario Panorama, el hombre se enfrentó a los delincuentes que lo querían asaltar logrando someter a uno, sin embargo, el otro le disparó.

“Las tres personas que hicieron eso, el que disparó y sus cómplices, están detenidos. El mismo día, el que disparó fue detenido y al siguiente día detuvieron a los otros dos cómplices que manejaban el carro”, indicó García Solano.

Luis Ernesto viajaba tres veces al año para junto a dos primos emprender la compra y venta de oro en las islas. El resto del tiempo lo pasaba en Santa Bárbara del Zulia donde compartía negocios familiares.

“Tenía cierta fluidez con el inglés y gracias a eso se le hizo posible incursionar en ese negocio de comprar oro roto para luego venderlo en Curazao. Así se ganaba la vida. Caminando con un bolso al hombro. Cambiando licras y sandalias, por oro roto”, apuntó su hermano.

Según informó la familia, la Cancillería es la que se ha encargado de los trámites en este momento para repatriar su cuerpo.

“Debido a que mi hermano es una persona muy querida en el pueblo y nuestra familia es muy amiga de Jorge Vivas, quien fue concejal, por medio de sus amistades nos puso a hablar directamente con el gobernador Arias Cárdenas. La Cancillería es la que se ha encargado de los trámites en este momento. Están bastante adelantados. Ellos están al frente de todo, es falso que la familia ha tenido que buscar ésa cantidad de dinero (20.000 dólares) para traerlo. Este es un dolor muy grande, no le deseo pasar por esto a nadie”, dijo.

La Embajada de Venezuela tiene una demanda del Estado contra los responsables del crimen y “esperamos que se haga justicia, aunque eso no nos lo va a devolver, pero por lo menos van a pagar por lo que hicieron”.

FUENTE: http://sumarium.com