martes, 27 de septiembre de 2016

Freddy Bernal: En seis meses deberíamos salir de los Clap casa por casa

Freddy Bernal, jefe nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), estima que en los próximos seis meses se debería salir del proceso de entrega de bolsa de comida casa por casa en el país, como parte de la estrategia del Gobierno nacional para atender a la población frente a la “guerra económica”.

“No asociemos el Clap con el combo de comida,he venido reiterando eso, ¿por qué?, evidentemente en esta coyuntura económica necesitamos que llegue la comida, de buena calidad, a precio protegido al pueblo y de esto vamos a salir. Considero que en unos seis meses deberíamos salir de este proceso del casa por casa”, expresó Bernal, la mañana de este martes 27 de septiembre, en VTV.

Apuntó Bernal que “los Clap no son para todos los sectores del país”. “Hay sectores de los llamados vulnerables que son los que ganan uno o dos sueldos mínimos (2 millones 700 mil familias, agruparían a 11 millones de personas). Hasta este momento hemos atendido a 1 millón 347 mil 566 familias. Esta semana se agruparon 71 mil 405 familias. Estamos distribuyendo 30 mil toneladas de alimentos semanales, se han propuesto aumentar a 41 para este cuatrimestre. Significa que deberíamos, a final de diciembre, entregar unas 165 mil toneladas.

Reiteró que se le ha hecho creer al pueblo que el Estado controla todo el proceso de producción y distribución de productos del país. “El 80% de lo que el Gobierno nacional importa lo distribuye el sector privado. La harina precocida, el 85% controlada por la empresa privada, solo 15% el Estado; azúcar 60% el privado, el 40% Estado; arroz 70% privado, 30% el Estado; pasta 100% el privado y 0% el Estado”.

“Cuando vimos esa serie de distorsiones en los proceso de importación, distribución y almacenamiento se creó la Gran Misión Abastecimiento Soberano. Hemos ocupado los puertos para acabar con la vagabundería, de trampas, gestores, mafias que habían allí”, enfatizó.

Denunció que en los silos de las plantas se desaparecían una tonelada de materia prima que iba dirigida a Colombia, islas del Caribe o al bachaqueo corporativo. “Ante esto hemos ocupado 635 plantas y ahora si sabemos qué llega, de dónde llegan, para dónde va, qué tenemos que importar y que tenemos que producir. Estamos haciendo gobernabilidad. No teníamos gobernabilidad, esa es la verdad y hay que decirsélo al país. Es por eso que enero yo tenía temor en marzo, nos tenían contra la espada y la pared tenía temor que hubiera explosión social, porque la derecha controlaba los procesos”.

Resaltó que a final de diciembre de 2016 “queremos cambiar la correlación, el 70% esté dirigido por el Estado y el 30% por el privado”.

Recordó que este programa social al principio empezó con 1.400 toneladas y seis meses después aumentó a 30 mil. Explicó que el precio varía por municipio y por estado pidió a las gobernaciones difundir el número de bolsas que serán distribuidas y su contenido para evitar distorsiones en la comunidad.

Indicó que los Clap “son un sistema de protección al pueblo”, el cual ha estado sometido a la especulación, acaparamiento, bachaqueo corporativo, contrabando de extracción y una serie de distorsiones de la economía”.

Explicó que los Clap comenzaron con apenas 500 Clap hace ya seis meses y actualmente llevan 21 mil. “Son miles de personas, estructuras y se organizan y cada vez están mejorando el proceso de distribución”, aseguró Bernal.

Argumentó que si no se sale del modelo rentista petrolero cualquier coyuntura los pondrá vulnerables a las guerras o saboteos internos.

Bernal destacó que en este momento hay 1.000 Clap productivos, en Agricultura Urbana, coordinado con la ministra Lorena Freitez. “Hemos asumido la meta de producir 40 millones de hayacas con ajoporro,cebollas, pimentón y cerdos en los Clap urbano, es un salto adelante sustancial (...) Nos acostumbramos a que las ciudades solo consumíamos, ahora la meta es que las ciudades pueden producir”, dijo el jefe nacional de los Clap.

Sobre el regreso a clases, indicó que se están produciendo un millón 500 mil uniformes y cada combo tendrá seis piezas. “Es parte de entender de que no podemos seguir dependiendo de que todo lo traemos importado incluso la ropa de los escolares”.

Mencionó que en diversas partes del país, además de los alimentos, se está produciendo otros rubros como jabón, detergente, cloro y desinfectantes y lavaplatos. “Le han hecho a uno creer que los artículos de higiene los produce la Protec and gamble, si ellos no lo hacen es demasiado complejo, eso no lo puede hacer el pueblo, no. Hoy nos damos cuenta que es demsaiado sencillo, los insumos están en el país, los envases se producen en Venezuela,y no es cosa del otro mundo. Lo que pasa es que allá está el marketing, lo hacen ver a uno que eso es inaccesible, eso no lo puede hacer el pueblo”, añadió Bernal.

FUENTE: José Manuel Luengo - http://www.panorama.com.ve