viernes, 7 de junio de 2019

Ecoanalítica: La fuga de cerebros es lo más crítico en el ámbito laboral ante una política de ajuste

La fuga de cerebros es tal vez lo más crítico en el ámbito laboral venezolano frente a cualquier política de ajuste en el mediano plazo en Venezuela, asegura la empresa de consultoría y análisis financiero Ecoanalítica, en un informe titulado “El lado oscuro de la migración.

Indican que de acuerdo con el último reporte de la Organización Internacional de Migración (OIM), el número de personas que han emigrado de Venezuela en el último año es alrededor de 2,4 millones de personas. Alertando que dentro de un contexto donde se puede agudizar la hiperinflación, se siga deteriorando la producción nacional y el salario real siga convirtiéndose en polvo, es muy probable que este número aumente para 2019.

Advierten los especialistas que la emigración tiene muchos efectos para un país, pero sin duda alguna, una consecuencia inminente es la pérdida de mano de obra calificada. Los datos de la Encuesta al sector privado de Conindustria muestra que en 2017 el empleo calificado disminuyó 33,0%. Para el cuarto trimestre de 2018, disminuyó 30,1%. Por su parte, Docquier y Rapoport (2007) puntualizan el impacto de la migración como fuente de filtración de empleo calificado en países pobres. En particular, se destaca como el éxodo produce una mayor desacumulación de capital humano y una merma de la productividad del empleo local, si es que la proporción del trabajo no calificado supera con creces la mano de obra especializada existente. En el mediano plazo, prevemos que la pérdida de productividad del trabajo en Venezuela pueda agudizarse conforme las migraciones se aceleren.

Advierten que la fuga de cerebros es tal vez lo más crítico en el ámbito laboral venezolano frente a cualquier política de ajuste en el mediano plazo en Venezuela. No se sabe con exactitud si el impacto de las remesas pueda compensar la pérdida de bienestar. En tal sentido, consideran que las políticas compensatorias dirigidas al empleo central de cada empresa serán tanto esenciales como un desafío, en la medida en que el entorno macroeconómico y la fuga de talento perturben la generación de capital de la propia firma.

FUENTE: Con información de Juan Bautista Salas - El Impulso

No hay comentarios:

Publicar un comentario