martes, 23 de abril de 2019

Desde la cárcel supuestamente mandaron a matar a dos portocruzanas

La venganza ha cobrado fuerza como móvil del asesinato de dos portocruzanas, cuyos cadáveres fueron localizados el pasado Viernes Santo en el caserío La Roqueña, en la vía que conduce a Los Novillos de Zaraza, estado Guárico.
Las víctimas respondían a los nombres de Greymar de Los Ángeles Aristimuño Sánchez y Verónica Isabel Vargas Guarema, de 21 y 20 años de edad, respectivamente.

Los cuerpos fueron reconocidos este Domingo de Resurreción por familiares en la morgue del hospital Rafael Zamora Arévalo del municipio Infante. A una le observaron cinco orificios de bala en la cabeza, y a la otra dos.

Greymar era hija del oficial de la Policía Municipal de Sotillo (Polisotillo), Dohan Sánchez Bueno, y Verónica era sobrina política del funcionario de la misma institución, José González.

Malas juntas

Un informante expresó que Aristimuño Sánchez y Vargas Guarema estaban en Puerto La Cruz cuando se fueron, voluntariamente, a rumbear con unos sujetos que andan en malos pasos.

El declarante indicó que las muchachas presuntamente “se comieron una luz” (habrían delatado a una persona), razón por la cual uno o varios convictos las mandaron a matar desde el Internado Judicial José Antonio Anzoátegui, situado en el barrio Puente Ayala de Barcelona.

Entretanto, pesquisas del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) de Zaraza prosiguen con las averiguaciones para esclarecer el doble asesinato.

FUENTE: Con información de Yraida Núñez - El Tiempo

No hay comentarios:

Publicar un comentario