lunes, 4 de febrero de 2019

(Aragua) Talaron 100 árboles para construir parque de agua en Maracay

“No vengo más para este parque. Esto no tiene nada de solidario. Yo te aseguro que ninguno de mis trabajadores puede venir aquí a disfrutar porque no le alcanzaría”. El comentario lo hizo uno de los visitantes que salió molesto del parque Acuático Metropolitano (PAM) construido sobre terrenos del parque Metropolitano de Maracay, antiguo pulmón natural de la capital de Aragua que, según la Fundación Sembremos Juntos, acabó con 100 especies vegetales y un número no cuantificado de animales, sobre todos aves y roedores.

“La atención es muy mala, son muy lentos los puntos, solo pasan las tarjetas del Banco de Venezuela y los costos son muy elevados”. Lo que desconoce este visitante que se sintió estafado porque su familia (conformada por cuatro miembros) gastó más de 3 salarios mínimos en un día de esparcimiento es que donde ahora hay toboganes y piscinas antes habían árboles centenarios que fueron sacrificados para construir un complejo recreativo privado.


El 12 de octubre de 2015, el entonces gobernador de Aragua y promotor de la obra, Tareck El Aissami, afirmó que eran “espacios para la recreación y el vivir bien de nuestro pueblo aragüeño”. Pero en la práctica, la gente dice lo contrario. El pasado 18 de noviembre de 2018 uno de los visitantes refutó esta apreciación al comentar que entre las entradas, comidas y bebidas gastó “un dineral” y remató diciendo: “esto no tiene nada de socialismo, es mentira que es para el pueblo”.

El viernes 3 de octubre de 2014, desde la expo Aragua Potencia, El Aissami informó en el canal de televisión del estado, Telearagua, la construcción de la obra a un costo de 13 millones de dólares en los terrenos del parque Metropolitano de Maracay. A partir de esta fecha cambiaría drásticamente la historia de este pulmón vegetal del centro del país.



Si esto no es un crimen ecológico, ¿cómo se puede llamar?
“Esto es un crimen ecológico”, estas fueron las palabras de Enrique García, presidente de la asociación ambientalista Sembremos Todos, cuando ingresó por primera vez al parque Acuático Metropolitano en noviembre de 2018.

García viene denunciando la deforestación del parque desde hace muchos años y accedió a ingresar con el equipo de El Pitazo a las nuevas instalaciones recreativas para comprobar lo que ya había estudiado en el terreno. A través de imágenes satelitales de Google Earth de los años 2014, 2015 y 2018 confirmó lo que ya había visto: 100 árboles y arbustos de las especies caro caro, jabillo, guásimo, apamates, samán, mango, bambú y camoruco, habían desaparecido. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de http://elpitazo.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario