domingo, 20 de enero de 2019

Especial de Vanessa Davies: El primer aumento salarial de 2019 "ni siquiera es pan para hoy"

Mientras el mandatario Nicolás Maduro anunciaba un incremento salarial de 300%, el costo del queso blanco en el oeste de Caracas se multiplicaba por dos. No es exageración: lo vivieron los compradores que se marcharon con un precio en la mañana y se encontraron con otro en la tarde.

Las palabras de Maduro causaron un efecto, no mágico, sino trágico: en lugar de acercar los alimentos y los bienes, los alejaron aún más de los venezolanos.

Durante su alocución de más de tres horas ante la asamblea constituyente el mandatario no solamente aumentó el sueldo de 4.500 a 18.000 bolívares soberanos, sino que informó que el encaje de la banca pasa a 60%, lo que solo deja a las entidades 40% de los depósitos para operaciones como la asignación de créditos.

Como un rey Midas que empobrece en lugar de enriquecer, el Gobierno aseguró que estaba elevando el salario, aunque en la vida real se reducía: Maduro llevó el ingreso mínimo mensual de los 15 dólares mensuales en los que estaba en noviembre de 2018, a 6 dólares al mes en enero de 2019 (si se calcula con base en el dólar paralelo).

APAGAR EL FUEGO CON GASOLINA
“El aumento salarial se realiza con un dinero que no tiene respaldo en la producción de la economía, ni tiene respaldo en la productividad, por lo que va a ser un dinero espurio por parte del Estado, y los privados lo van a pagar aumentando el precio de las mercancías”, señala el economista marxista Manuel Sutherland en conversación con Punto de Corte. ->>Vea más...

FUENTE: Con información de Vanessa Davies - http://puntodecorte.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario