domingo, 4 de noviembre de 2018

Policía científica detiene a obispo anglicano por abuso sexual en Cabimas

Un miembro de la Iglesia anglicana fue capturado en el municipio Cabimas, en el estado Zulia, por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), tras ser señalado de abuso sexual, reseñó el diario Panorama este sábado 3 de noviembre.
Alexander Barroso, de 44 años, de la iglesia Bethabara, del sector Tierra Negra, en Cabimas, fue señalado de abusar de al menos 12 niñas y cuatro mujeres en hechos aislados.

Estos delitos, al parecer, los venía cometiendo desde hace aproximadamente seis años. El Tribunal Tercero de Control de Cabimas y el Ministerio Público son los encargados del caso.

Fuentes policiales afirmaron que Barroso permanece detenido en la sede de la policía científica de Cabimas.

La aprehensión se produjo luego de que una de sus víctimas decidiera contar lo que estaba pasando. El Cicpc investiga si existen otras víctimas. El religioso fue capturado en su casa. No opuso resistencia.

“Investigamos los hechos. Una supuesta víctima realizó la denuncia y trabajamos en el caso”, resaltó una fuente policial.

La noticia se regó como pólvora en el municipio y los habitantes se encuentran impactados.

Alexander Barroso administraba la iglesia de Tierra Negra desde hace poco más de ocho años.

Se espera que en las próximas horas las autoridades policiales ofrezcan una rueda de prensa para informar sobre los detalles del caso.

En la página web iglesianaglicana.org Alexander Barroso Urdaneta se presenta como obispo de la Iglesia Anglicana Carismática de Venezuela.

En una sinopsis puede leerse lo siguiente: “Practicamos un estilo de culto litúrgico inspirado en el Libro de Oración Común, con énfasis en los sacramentos de la Eucaristía (Cena del Señor) y el bautismo en el agua. Según la Biblia, rechazamos la práctica homosexual y la ordenación de homosexuales al sacerdocio y no celebramos “matrimonios” entre personas del mismo sexo. Estamos en contra del aborto y en favor de la fidelidad monógama heterosexual en el matrimonio”.

“Enseñamos la moderación en todas las áreas que puedan poner en peligro la salud, la seguridad y la reputación de los que fueron creados a imagen y semejanza de Dios (…) Entre nosotros no existe una veneración de santos propiamente dicha. Nuestra Iglesia honra a Dios”, agrega el texto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario