viernes, 16 de noviembre de 2018

Falta de plasma fresco complicó atención de parturientas en hospital del sur de Anzoátegui

Rogar que una parturienta no muera por una hemorragia obstétrica o esperar por ayuda de otro centro de salud, parecen ser las opciones de médicos del Hospital General Felipe Guevara Rojas de El Tigre, al sur de Anzoátegui, debido a la falta de plasma fresco congelado para las transfusiones.
La prescripción de ese procedimiento terapéutico está limitada porque en el Banco de Sangre de la institución hospitalaria no hay “ni una gota” de ese componente hematológico, que es necesario para reponer los factores de coagulación en las pacientes, por el daño registrado en la máquina centrífuga refrigerada desde mayo.

El jefe de ese servicio clínico, Fernando Guevara, explicó que recibió un comunicado del personal de la sala de parto del nosocomio en el que se le expuso la difícil situación que enfrentan para ejercer la atención por esa falla, además de la escasez de insumos, aire acondicionado y médicos especialistas.

Guevara, quien también es secretario general del Colegio de Médicos en el sur de Anzoátegui, recordó que en el Banco de Sangre llegaron a procesar un promedio de 300 bolsas de plasma fresco congelado al mes, al punto que contaban con capacidad para enviar el excedente de 200 unidades al Complejo Tecnológico Farmacéutico (Quimbiotec) en el estado Miranda.

Hoy esa producción se ha ido a pique. Una parturienta con hemorragia podría llegar a necesitar hasta 20 bolsas de plasma fresco. “En el hospital no hay, a veces conseguimos en el Industrial de Pdvsa San Tomé (municipio Freites), en el Ruiz y Páez del estado Bolívar o rogamos que la mujer no muera“.

En otros casos, dijo, los familiares consiguen ese hemoderivado en centros privados entre 4 mil y 5 mil bolívares soberanos cada bolsa.

El desperfecto de la máquina centrífuga, encargada de dividir los componentes sanguíneos, también impide la obtención de plaquetas, que son utilizadas para las quimioterapias de pacientes con leucemia o linfomas.

El médico hematólogo y dirigente gremial comentó que ha reportado el caso al gobernador Antonio Barreto Sira; al presidente de Saludanz, Omar Aray y hasta ha solicitado la mediación del alcalde Ernesto Raydán, pero no ha sido posible una respuesta.

“Entendemos que hay graves dificultades entre el nivel central y el nivel regional pero el gobernador tiene que ponerse al frente de este problema y todos lo podamos resolver“, expresó.

FUENTE: Con información de https://www.noticiasaldiayalahora.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario