martes, 16 de octubre de 2018

(Zulia) Aseguran que comisario Benito Cobis fue entregado en bandeja de plata a sicarios del narco

El caso que tiene que ver con el asesinato del comisario Benito Cobis y su escolta, ocurrido hace días en Cabimas, específicamente en la carretera Lara-Zulia, sector Monte Pio, presuntamente tuvo “el sello” del narcotráfico.
Cobis abandonó su cargo como jefe del Diep de Polisur ante un llamado de sus superiores para asumir el DIEP-ZULIA, que para entonces era dirigido por el comisionado Luis Curiel. Nada se supo de ese repentino cambio pero luego de este torbellino que produjo el asesinato por encargo de Cobis, han comenzado a surgir una serie de señalamientos que comprometen a una serie de funcionarios de ese despacho.

Trascendió que la detención de un narcotraficante y su inmediata liberación tras el pago de miles de dólares, habría sido el causante de la primera “removida” en ese cuerpo de investigaciones que culminó con la salida de Curiel.

Los investigadores del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística se habrían enterado de ello luego que iniciaron las pesquisas para esclarecer tan sonado crimen. Presuntamente manejan esa línea y aún no estarían seguros si los del Diep le pusieron la mano a un capo del narcotráfico o a una importante cantidad de cocaína que nunca habrían reportado a sus superiores. No descartan que a raíz de ello una “mano poderosa” estuviera pasando factura.

Entre esos dos presuntos actos irregulares relacionados con el narcotráfico habría estado el detonante para planificar la muerte de Benito Cobis. El Ministerio Público junto a la policía científica trata de establecer el móvil del sicariato que hasta los momentos mantienen bajo arresto a los funcionarios del Dipe-Zulia, Luis Curiel, Jhonny Alberto Rodríguez Canelón, supervisor agregado del Cpbez, Ronny Enrique Ortigoza Parra, perteneciente a Polisur,, Amancio Antonio Rodríguez Medero, Elio Enrique Urdaneta Quintero, supervisor de la policía municipal de San Francisco y José Miguel Morles Meléndez, oficial del Cpbez e hijo del conocido funcionario del Cicpc, “Monchito” Morles, quien fuera asesinado en Cabimas.

Se conoció de una fuente vinculada a las investigaciones que los policías presos habrían desarrollado la logística para que pistoleros rentados ejecutaran el doble crimen la madrugada del jueves 4 de octubre. Los investigadores habrían hallado indicio de ello tras diferentes cruces de llamadas realizada por expertos.

La mayoría de esos funcionarios formaban parte del entorno del comisario Benito Cobis y se dijo que eran de su confianza. Muchos de estos dicen ser inocentes de los señalamientos que les han hecho, principalmente el comisionado Luis Curiel.

Hasta los momentos el director general del CICPC, Douglas Rico, no se ha pronunciado sobre la detención de los seis funcionarios del Diep, pese a lo importante y trascendental del caso. Los aprehendidos fueron trasladados bajo fuertes medidas de seguridad al tribunal segundo de control con sede en Cabimas, por efectivos de la Brigada de Acciones Especiales del CICPC y de la base central de investigaciones de homicidios.

Todavía pareciera que hay mucha tela que cortar y se está a la espera de que la máxima autoridad del CICPC ofrezca detalles de los trabajos que hasta ahora han realizado y que lograron que seis funcionarios del Diep-Zuli estén presos y a punto de ser privados de libertad por una juez, quien presuntamente ha sido objeto de amenazas por vía telefónica así como el fiscal del Ministerio Público que imputó a los detenidos.

FUENTE: Con información de https://noticiaaldia.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario