martes, 11 de septiembre de 2018

Sustento: Un servicio de almuerzos con el que puedes ayudar a otros a comer

“Sustento significa alimento o elementos básicos para vivir, pero también significa persona que sirve de apoyo”. Las dos cosas se pueden encontrar en cada uno de los platos que sirven en Sustento, el plan piloto con el que el programa Alimenta la Solidaridad busca eso: un soporte sobre el cual mantener los 17 comedores que poseen en todo el municipio Libertador de Caracas.
Se trata de un servicio de preparación y envío de almuerzos, como muchos de los emprendimientos que hoy se desarrollan en el país para enfrentar la crisis. Sin embargo, Sustento tiene algo que lo hace especial, está apalancado en el programa de comedores populares que hay en La Vega, Antímano, La Pastora, El Valle, Catia, Pinto Salinas, Las Mayas, Chapellín, Pinto Salinas, Caricuao y Macarao, entre otras zonas populares de Caracas, y que hoy día alimentan a unos 1.600 niños que no tendrían otra opción, de no ser por el trabajo que hace Alimenta la Solidaridad.

Lo recaudado con este proyecto que ofrece comida a un precio accesible va directamente a los comedores para garantizar almuerzos, de lunes a viernes, para todos los pequeños beneficiados. “Cada almuerzo equivale al alimento diario de un chamo. Se trata de un efecto multiplicador, porque al comprar un almuerzo de Sustento te alimentas tú, le permites una oportunidad de empleo a alguien y costeas el almuerzo de un niño”, explica Laura Cappellín, coordinadora del programa.

Cappellín detalla que la cadena de ayuda no se queda en el respaldo a los niños de Alimenta la Solidaridad, sino que se extiende hasta sus madres dándoles una oportunidad de empleo, pues son ellas las que preparan estos almuerzos para la venta, sin olvidar la calidad y la preparación que requiere cocinar para otros.

El objetivo del programa, que apenas tiene cuatro meses, es lograr ingresar al campo laboral a las mujeres de los barrios que ya se han comprometido con los comedores y hacen posible que sus hijos y los de sus vecinas tengan un plato de comida caliente todos los días. Por ello, los fines de semana les ofrecen cursos de manipulación de alimentos, cocina, costura, decoración y artesanía para que tengan algún oficio que les permita sostener a sus familias y que, a su vez, ayude a aportar viabilidad a los comedores.

Formación y agradecimiento

En Sustento trabajan de forma fija 10 madres de las zonas populares en las que funcionan los comedores en el municipio Libertador, todas de escasos recursos y desempleadas hasta el momento en que fueron captadas por el programa. El proyecto —además— sirve para apoyar a otras 60 mujeres que participan en la preparación de almuerzos para eventos especiales. ->>Continuar leyendo...

FUENTE: Con información de Génesis Carrero Soto - http://elpitazo.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario