viernes, 21 de septiembre de 2018

En hamacas y sobre los techos de los carros pasan los tachirenses las colas por gasolina

En hamacas y sobre los techos de los carros descansan los tachirenses en su cuarto día de cola esperando que llegue combustible a las estaciones de servicio. Las filas de vehículos son interminables, se sabe en dónde inician, pero no dónde terminan. La mayoría están cerradas, y lo único que se sabe es la información suministrada por el protector del estado, Freddy Bernal, de que las fallas eléctricas en el estado Zulia llevaron a que el bombeo de gasolina desde Bajo Grande se encuentre paralizado hacia El Vigía, por lo que las gandolas se están trasladando desde Aragua, situación que ha generado un retraso en su llegada.
Entre tanto los usuarios buscan qué hacer. Hablar con los vecinos y dormir dentro de los carros no es suficiente, por lo que se llevan mesas portátiles para jugar dominó, almohadas y toallas para acostarse sobre los techos de los carros, y hamacas para extenderlas entre los árboles o debajo de los camiones.

Cuatro días y tres noches
De una baranda de su camioneta y de un árbol guindó Agustín Vega su hamaca. Es productor agrícola de la localidad de Rubio, municipio Junín del estado Táchira. Tenía cuatro días y tres noches en cola en la avenida Anotnio José de Sucre, esperando la llegada de la gandola, sin esperanza de abastecer este jueves porque un funcionario de la Guardia Nacional -GN- les informó que el combustible llegará posiblemente el viernes.

“Aquí aguantando hambre y esperando, nos dicen que llega la gasolina, que no llega, no se cuál será el motivo pero esto está pasando hace mucho rato ya atrás y no hay solución de nada, aquí nos están engañando todo el tiempo de que esto se va a mejorar y es mentira, esto va cada día de peor en peor”, expresó.

Dijo que no hay gasolina en ninguna estación de servicio de la capital tachirense, y que su carro no lo puede mover porque ya no le queda nada del hidrocarburo, por lo que en horas de la mañana decidieron trancar la vía para ejercer presión.

“Vino la Guardia, habló con el dueño de la estación de servicio y dijo que nos aguantaramos hasta mañana o pasado mañana, porque no se sabe ni de a dónde viene la gasolina porque en El Vigía no hay”, agregó.

Unos 20 carros después estaba Franklin Hernández, su hamaca estaba extendida entre los cauchos de su camión. También es productor agrícola, pero de Las Dantas, municipio Bolívar de la frontera tachirense. Cuatro días tenía durmiendo en el lugar, a ratos hacía relevo con sus familiares para poder bañarse y comer.La situación de colapso lo ha hecho plantearse la posibilidad de irse del país, pero no lo ha hecho por no alejarse de familia. Considera que Venezuela no debe estar enfrentando esta situación por tratarse de un país exportador de petróleo.

Metros más allá otro usuario estaba acostado sobre el techo de su camioneta. Usó un cartón para protegerse del calor del sol, una almohada y una toalla para taparse. Lucía cansado y aunque indicó que tenía tres días quedándose en el lugar, prefirió no dar declaraciones.

Frente a él otro grupo descansaba debajo de un árbol, el sol inclemente y el agotamiento los adormecía, en medio de una espera que parece no tener fin.

Otros buscaron la manera de distraer la mente jugando dominó y cartas, se llevaron una mesas y sillas plegables, y mientras hablaban sobre lo que ocurre en el estado Táchira y en Venezuela, se echaron unas cuantas partidas. Tampoco quisieron declarar por temor a que les pase lo mismo que a los bomberos del estado Mérida.

Isaías Zambrano está en cola desde las 6 de la mañana del lunes en una estación de servicio de la avenida Carabobo. Junto a un grupo de usuarios colocó obstáculos en la vía y comenzó a protestar exigiendo una respuesta de las autoridades.

“No podemos trabajar ni nada, tengo mi carro propio, cargo arenita, hago fletes, pero no puedo trabajar ni nada, ¿cómo hace uno?… Quién sabe qué pasará, qué errores habrán, ahí si no podemos opinar ya. Decidimos trancar porque estamos desde el lunes sin hacer nada, aguantando hambre, ya es hora”, manifestó.

Según le dijeron funcionarios policiales que levantaron la protesta, la gandola llegará en horas de la madrugada, por lo que espera abastecer el viernes, después de haber pasado una semana en cola.

Contraloría social
El director de la Policía del estado Táchira, el General José Noguera, fue el encargado de levantar las protestas que se registraron en San Cristóbal por falta de combustible, ante las denuncias de los usuarios de que los funcionarios cobran para dejar pasar coleados, indicó que estaban enterados de la situación, y que aunque están ejerciendo acciones le piden a los ciudadanos hacer contraloría.

“Todo eso lo conocemos y hemos tomado opciones, pero vamos a hacer la contraloría ustedes también, ustedes también tienen el poder, se ponen ahí -señalando la bomba- y así como están haciendo aquí se ponen… Ni lo van a meter preso, porque usted tiene su estado de derecho y su derecho es no permitir. Organizate y ejerce esa contraloría social”, expresó.

Por su parte, la gobernadora de la entidad, Laidy Gómez, rechazó las declaraciones del protector Freddy Bernal, sobre las supuestas causas de la falta de combustible, manifestando que no pueden decir que las fallas de luz en Zulia son responsables de las carencias en la entidad andina, porque la planta de llenado es en El Vigia.

Le hizo un llamado a Pdvsa para que “dejen la mentira” y reconozcan que el subsidio de gasolina lo que está haciendo es incrementar el contrabando de combustible.

FUENTE: Con información de Mariana Duque - https://elpitazo.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario