miércoles, 1 de agosto de 2018

Sargento drogó a sus compañeros para robar fusiles en Fuerte Tiuna

Andrés Alejandro Calderón Ordaz (23), no le importó vestir el uniforme de un organismo militar. No midió consecuencias y bajo su puesto y responsabilidad robó armas que le habían sido asignadas para su guardia.

Con el rango de sargento segundo de la Aviación Militar Bolivariana (AMB) adscrito a la Guardia de Honor, drogó a sus compañeros y se robó tres armas reglamentarias. Todo sucedió durante la tercera guardia nocturna en las instalaciones de huéspedes en el Fuerte Tiuna, en Caracas.

Calderón es oriundo de Falcón y le faltaba un año para graduarse en la Escuela de Formación de Tropas Profesionales de la Aviación y entrar como escolta a la Guardia de Honor Presidencial.
No actuó solo. Con él escapó su cómplice Oranner Elievic Rodríguez Angulo, sargento segundo de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), oriundo del estado Bolívar.

Ambos huyeron con las armas que les habían asignado para la custodia a las 4:30 de la madrugada del martes. Según informaron las autoridades, Calderón estaba de servicio en la puerta número uno, se llevó dos fusiles AK-103, seriales 071652207 y 071650784 y una pistola Taurus, serial TFY68569, perteneciente a la Unidad Especial de Seguridad y Protección a Personas del Estado. Mientras que Rodríguez estaba de recorrida externa.

Medios locales reseñaron que el falconiano utilizó alguna sustancia química para drogar al personal militar y así escapar con las dos armas de guerra y pistola orgánica. La Dirección de Contrainteligencia Militar está tras la pista de los fugitivos y alertó a los organismos policiales de Falcón y Maracay, de donde es Calderón, y Bolívar, en el caso de Rodríguez.

“Se desplegó una búsqueda nacional, centrándonos en los estados en los que tienen residencias donde llegar, para dar con su captura lo más pronto posible. Es probable que robaran las armas para comercializarlas con bandas criminales que operan en el país”, detalló un militar.

Los investigadores también pusieron alertas a los militares y policías acantonados en alcabalas del país, advirtieron que los desertores se movilizan en una camioneta Pick Up, Chevrolet Silverado, azul.

Otro caso similar ocurrió en abril de este año cuando funcionarios de contrainteligencia militar detuvieron en la intercomunal del Valle Coche – Caracas, a los sargentos primeros Yohan Manuel Sánchez Olaizola, y Salomón José Piñango Brito, por presuntamente robar fusiles livianos y venderlos a miembros de la peligrosa banda que opera en el oriente del país, “Tren de Aragua”.

Ambos pertenecían a al 824 Batallón de Transporte “Cnel. Fernando Figueredo” ubicado en el Fuerte Guaicaipuro, estado Miranda. Con ellos iba otro sujeto que para el momento de la captura no portaba documentos de identificación. Anteriormente ya habían vendido seis fusiles a la banda de criminales que opera en Aragua.

FUENTE: Agencias - https://www.panorama.com.ve - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario