jueves, 9 de agosto de 2018

Pdvsa llevó nafta a la Faja Petrolífera del Orinoco para “ahorrar divisas”

La contracción actual en el inventario de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y su merma en ingresos fiscales por concepto de venta de crudo, a causa de la caída en el precio del petróleo y la falta de inversión logística en la compañía, ha llevado a Pdvsa a recurrir a otros canales de autofinanciamiento, como la Faja Petrolífera del Orinoco, situación que también deriva de las sanciones financieras impuestas por Estados Unidos.

Sin embargo, la estatal no prevé, al menos por los momentos, recapitalizar su balanza de pagos y revertir su elevado déficit fiscal, sino que más bien apela a la disminución de sus gastos en divisas (dólares) para no expandir aun más la amplia brecha que existe entre sus ingresos (ganancias por exportaciones) y egresos (gastos).

Es así pues que Pdvsa realiza desde enero una serie de despachos de nafta residual desde su filial Pdvsa Gas hacia la Faja Petrolífera del Orinoco “Hugo Chávez”, ubicada en el estado Bolívar, al oriente de Venezuela.

“Se ha cumplido con los primeros despachos de nafta residual desde Pdvsa Gas hacia la Faja Faja Petrolífera del Orinoco “Hugo Chávez”. Este injerto socialista ahorrará divisas a la patria y sumará seguridad energética a la nación”, informó César Triana, vicepresidente de Pdvsa Gas, en su cuenta de Twitter.

Triana detalló que esos cargamentos servirán como diluentes en los crudos de la Faja Petrolífera, que son de consistencia extrapesada. Destacó que la primera gandola con nafta residual fue entregada en la Planta de Fraccionamiento y Despacho “José”, ubicada en Barcelona, estado Anzoátegui.

Pdvsa recurre a alternativas ante su crisis interna
La nafta es un compuesto químico que funciona como diluyente del petróleo extrapesado y espeso. Se compone de éter de gasolina. Las cuatro refinerías de Pdvsa que todavía funcionan apenas operan al 33% de su capacidad.

De esta manera, la estatal recurre ahora al autoabastecimiento de nafta para evitar la importación de diluyentes desde Estados Unidos, dado que el crudo venezolano es extrapesado y la capacidad de refinación del país está en una fase de colapso.

Sin embargo, ese no es el mayor problema del pulmón financiero de Venezuela. La compañía enfrenta una deuda con proveedores internacionales, en estado de default selectivo, por el orden de los 60.000 millones de dólares.

FUENTE: Con información de Ricardo Serrano - http://segundoenfoque.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario