viernes, 24 de agosto de 2018

Economistas no ven un panorama alentador para utilidades decembrinas

Los expertos en materia económica no ven un panorama alentador para los trabajadores venezolanos, aseguran que el reciente incremento salarial anunciado por Maduro fulminará las utilidades decembrinas. Uno de los aspectos que más dudas a causado después de los anuncios del modelo económico del presidente Nicolás Maduro, es el relacionado con el pago de los elementos colaterales al sueldo mínimo, es el caso de las utilidades o los bonos vacacionales”.

En ese sentido, el pago de bonificación a fin de año debe calcularse de acuerdo al promedio salarial percibido durante el año, con un monto fijado en la base salarial de 30 días, como mínimo, según lo establecido en la Ley Orgánica del Trabajo.

Siendo así, pudiera pensarse que el monto a devengar a fin de año por los trabajadores venezolanos sería lo suficientemente elevado como para cubrir sus necesidades en la temporada decembrina, pues, durante el año, la presidencia de la República ha decretado constantes aumentos del salario mínimo, incluyendo el anunciado el pasado viernes 17 de agosto, que ubicó el sueldo mínimo en 1.800 Bs.S (equivalente a 180.000.000 Bs.F). No obstante, según la opinión de economistas, la realidad es que ese ajuste salarial, que representa un aumento de 6.000%, solo “evapora” los ingresos debido a la espiral hiperinflacionaria.

“La situación no cambiará para el venezolano, al contrario será peor, ante el escenario es difícil ser optimista. Las utilidades se evaporarán ante los incrementos de precios de los productos. Cada vez que el venezolano recibe su pago o salario nominal compra menos productos, lo mismo pasará con las utilidades”, declaró la profesora de la Universidad del Zulia Jennifer Fuenmayor.

Para Fuenmayor, en estos tiempos de hiperinflación, las utilidades se han desplomado debido a que los venezolanos solo pueden sobrevivir a la crisis económica, por lo que sus bonificaciones terminan siendo empleadas en la compra de productos básicos.

De igual manera, la economista cuestiona las posibilidades de las empresas para poder cancelar las utilidades. “Lo que viene son cierres de empresas ante la imposibilidad de poder pagarles a sus trabajadores ese salario mínimo”, añadió.

¿Bono o salario?
El analista en economía José Nicolás Gómez considera que, en torno a las medidas anunciadas por Maduro, otro punto que está poco esclarecido es si el incremento salarial se corresponde con todas las características de lo que es un salario o si, por el contrario, se trata de una bonificación subsidiada por el Gobierno, según reseña una nota de Versión Final..

“¿Cuál será la distribución de los elementos colaterales o accesorios que tiene el salario, quién repone eso?”, pregunta Gómez, quien agrega que “No está claro aún si es solo un bono o una extensión real del salario, que debe llevar todos los elementos. De no ser así, si no tiene esos elementos simplemente es un bono”.

Según lo que este analista económico detalló, la diferencia entre una extensión del salario y un bono es abismal, pues, “En ese caso, ya no valdría la pena trabajar, sino simplemente estar en una nómina donde se cancele el bono extra”.

Un mes para el desplome
Orlando Cuicar, también analista, concuerda con los planteamientos de Gómez y Fuenmayor, pues, considera que pareciera que se fuese a lograr una cierta estabilidad en los precios, sin embargo, a su criterio “Eso puede durar un mes, en una escalada inflacionaria, porque volvemos a lo mismo: mayor control y fiscalización”.

Cuicar explicó que si bien el asalariado obtendrá mayores ingresos, la inflación no permitirá que se perciba eficientemente. Por último, este analista enfatizó que el simple hecho de que el Ejecutivo decidiera subsidiar la nomina nacional, refleja la falta de política de austeridad y de control administrativo.

FUENTE: Con información de http://epmundo.com ->> Ir

No hay comentarios:

Publicar un comentario