miércoles, 1 de agosto de 2018

(Anzoátegui) Hombre asesinó y desmembró cuerpo de su mujer

No era la primera vez que los residentes del sector Barrio Mariño, ubicado en Puerto La Cruz, zona norte del estado Anzoátegui, escuchaban gritos desgarradores por discusiones en la casa que habitaban Ynés Ayoleidi Herrera Figueredo y Alberto Garrachán Cordero, ambos de 55 años de edad.

Lo que nunca imaginaron, es que el ensañamiento silenciaría los gritos de la amigable dama que trabajaba en el área de historias médicas del Complejo Hospitalario Doctor Luis Razetti de Barcelona.

Fue el sábado en horas de la mañana que vieron por última vez a la pareja, cuando Alberto encendía su motocicleta y salieran juntos a un lugar desconocido.

El día terminó y la pareja retornó a casa, según cuentan los vecinos, quienes pasadas las 8:00 de la noche comenzaron a escuchar una fuerte discusión en el hogar.

“Me tienes harto desgraciada”, fue lo último que se escuchó, seguido de un silencio sepulcral que mitigó la angustia de quienes bordean la quinta de dos pisos de color blanco que hace esquina entre las calles Santa Rosa y Ayacucho de la mencionada localidad.

A menos de cien metros de la casa se encuentra la subdelegación del Cicpc del municipio Sotillo y la comandancia de Polianzoátegui, pero nadie se atrevió a denunciar, pues pensaban que la mujer ya se había acostumbrado a los maltratos del hombre.

“Si ella misma no denunció las agresiones, gritos y maltratos, cómo vamos nosotros a meternos en sus problemas para que luego se reconcilien y nos ganemos un enemigo en la cuadra”.

Así pensaban los más cercanos a la vivienda. La misma a la que los niños de la zona le temían por las amenazas que recibían de Alberto, cada vez que se acercaban a su hogar.

Desde ese día no volvieron a ver a Ynés, sin embargo, el hombre fue visto salir y entrar en varias oportunidades de su hogar.

Espeluznante hallazgo

Fue este martes en horas de la tarde que una llamada anónima alertó a funcionarios del eje de homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), sobre el hallazgo de una pierna en la avenida 5 de Julio de Puerto La Cruz, lo que dio inicio a una labor de inteligencia que terminó por arrojar la identidad de la mujer. Era la pierna izquierda de Ynés, envuelta en una bolsa negra.

Sin perder tiempo los detectives ubican y se dirigen a la quinta de la pareja, donde fueron recibidos por Alberto, quien rechazó la presencia policial y pidió que se retiraran del lugar. No tenían otra opción que entrar a la fuerza.

La búsqueda comenzó en la casa de dos plantas, donde 15 minutos de haber ingresado encontraron una nevera de dos puertas y un frízer ubicados de manera estratégica en la estacionamiento del lugar.

Unas hojas de hallaca cubrían el tronco de Ynés y papeles blancos y retazos de tela otra de las extremidades de la mujer, por lo que los detectives detuvieron de inmediato al extrabajador de Pdvsa de 55 años de edad.

Tras ser llevado al eje de homicidio declaró parte de lo ocurrido y la ubicación de las otras extremidades a los detectives, quienes comenzaron la búsqueda. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de Giovanna Pellicani - https://elpitazo.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario