martes, 24 de julio de 2018

Venezolanos con VIH recurren a los brebajes por falta de retrovirales

La crisis humanitaria que sufren los venezolanos ha sido inclemente con las personas seropositivas, quienes en otras partes del mundo solo deben tomar una pastilla al día para vivir tranquilamente por el resto de sus vidas, hoy no encuentran su retrovirales.
Cuando Jesús Eduardo Rodríguez ya no pudo encontrar su medicamento para el VIH en Venezuela, un país donde todo escasea, desde el pollo hasta las aspirinas, recurrió a Google hace aproximadamente un mes en busca de esperanza. Lo que encontró fueron historias sobre un médico brasileño que usa una planta llamada suriana, o guásimo, para tratar a sus pacientes con VIH.

Sin otras opciones, Rodríguez comenzó a automedicarse con guásimo. Compra las hojas de color verde oscuro en el mercado, las mezcla con agua en una licuadora y bebe la mezcla picante tres veces al día.

“Desde que comencé a tomarlo, me he sentido mejor”, dijo Rodríguez, de 50 años, quien en el 2013 fue diagnosticado con el virus de la inmunodeficiencia humana, que puede producir el sida. “Tal vez este es el remedio que Dios me envió después de todas mis oraciones”.

Que Rodríguez y otros como él estén recurriendo desesperadamente a la medicina casera es una señal más de cuán grave se ha vuelto la crisis económica de Venezuela. A pesar de que la nación sudamericana tiene enormes yacimientos de petróleo, décadas de mala administración y corrupción han destruido un sistema de salud que solía ser la envidia de la región. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)


FUENTE: Con información de Agencias - http://atodomomento.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario