lunes, 30 de julio de 2018

Directora estadal de Ambiente: Derrame petrolero en el Lago de Maracaibo se trata de una mancha viajera

La mancha de petróleo que se divisa en las riberas del Lago de Maracaibo tocó la costa de la capital zuliana. De acuerdo con la información suministrada por la directora estadal de Ambiente en el estado Zulia, Desiree Muñoz, el denominado derrame petrolero divisado el día de ayer a través de una fotografía difundida en redes sociales se trata de una mancha viajera que es arrastrada por la corriente del estuario zuliano desde la Costa Oriental del Lago de Maracaibo.
“Se trata de una mancha viajera de petróleo liviano que es producto de las filtraciones controladas que ha sido arrastrada por la misma corriente del lago y que ha impactado ya en la costa de Maracaibo en el sector de la estación Ramón Laguna”, precisó Muñoz.

La vocera ambiental indicó que estas filtraciones son recurrentes por lo que el equipo de Pdvsa tiene en permanencia un plan de contingencia y emergencia para atender la situación al cual, en este caso, se sumaron las autoridades de los municipios afectados.

Una crisis de 80 años
Para el 29 de junio de 2016 un derrame de petróleo en el Lago de Maracaibo contaminó 300 kilómetros de costa. En ese entonces el Centro de Ingenieros del estado Zulia (CIDEZ) alertó sobre las consecuencias ambientales y económicas producto del derrame de petróleo, su presidente para la fecha Marcelo Monnot, denunció que 12 mil litros de crudo eran vertidos en el Lago de Maracaibo sin ningún control, acusó a PDVSA de no presentar un plan de mantenimiento o de contingencia con respecto a este derrame.

Indicó también que en el año 2009 las fugas de petróleo diario eran de aproximadamente ocho barriles por día, y en el 2016 la cifra se acercaba a los 70 barriles por día.

El derrame petrolero afectada los ecosistemas y las riveras del lago, la flora, la fauna, los bentos, el planto, toda la cadena alimentaria lo cual dejaría sin peces al Lago de Maracaibo y acelera el proceso de envejecimiento del estuario.

En reiteradas ocasiones la situación también ha sido denunciada por el grupo de ecologistas Fundación Azul Ambientalistas quienes aseveran que desde hace más de 80 años, cuando inició la extracción de petróleo en el Lago de Maracaibo, los derrames, filtraciones (por operaciones de perforación), bombeo, mantenimiento de pozos y descarga de aguas de lastre en tanqueros, entre otros se han suscitado.

“Estas condiciones se siguen viendo como operaciones normales o aceptables dentro de nuestra principal industria petrolera. El Lago de Maracaibo sigue pagando con creces su bondad de tener petróleo en la profundidad de su subsuelo. En él, empresas multinacionales ensayaron por primera vez en el mundo técnicas de perforación aguas adentro, lo que conllevó, como era de esperarse, a un inimaginable número de accidentes y sus respectivos derrames”, reza en un comunicado en la página de la Fundación Azul Ambientalistas titulado: “La tragedia del Lago de Maracaibo, palabras claves de un proceso que no tiene fin, ni dolientes”.

Estas corporaciones cubrieron el lecho lacustre con más de 24.000 kilómetros de tuberías y la cuenca del lago con casi medio millón de kilómetros de las mismas. En su momento, llegaron a contar con más de 450 estaciones de flujo para almacenar y bombear el crudo y toda una flota de tanqueros, gabarras, lanchas, remolcadores y todo tipo de embarcaciones complementarias para este tipo de actividad, convirtiéndose en los principales agentes contaminación.

En el mismo precisan que en el Lago de Maracaibo hay alrededor de 5 mil pozos entre activos e inactivos y que las filtraciones son el primer reflejo del deterioro de estas tuberías. Por una parte, por la falta de mantenimiento y por la otra por lo corrosivo del medio acuático.


FUENTE: Luis Fernando Herrera - Fotos: José López - https://noticiaaldia.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario