viernes, 15 de junio de 2018

Villca Fernández llega a Perú tras su excarcelación en Venezuela

El dirigente estudiantil Villca Fernández, lllegó en horas de la madrugada de este 15 de junio a Lima, Perú. Allí, fue recibido por su padre, el congresista Jorge del Castillo, y un grupo de venezolanos en el Aeropuerto Jorge Chávez.

Fernández pidió a los venezolanos que tengan “fuerza, mucha esperanza, fortaleza y mucha fe” porque considera que existen posibilidades de cambio “y hay vientos de libertad soplando”. A su juicio, su destierro representa el “temor que hay algo que es inevitable: el cambio y el regreso de la diáspora venezolana”.


Manifestó al medio Somos Diáspora que preveía que su destierro era inminente porque “habían indicios” por parte del gobierno de Nicolás Maduro de hacer algo distinto a lo que habían hecho con los demás excarcelados.


“Lo que no me imaginaba era un recibimiento caluroso del Perú y de los hermanos venezolanos acá”, subrayó.

Aprovechó para agradecer la labor de su padre en pro de su liberación y “en cada día de encarcelamiento y cada día en la clandestinidad”.

Manifestó sentirse “bien por estar fuera del calabozo” pero recordó que tiene afecciones de salud que debe revisarse ante un especialista.
Más temprano, el representante de Amnistía Internacional en Perú, Víctor Molina, manifestó sentirse contento de que Villca Fernández hubiera llegado a Perú para recibir el tratamiento médico que necesita, mismo “que se le estaba denegando”.

Subrayó que “no vamos a estar tranquilos hasta que pueda regresar a Venezuela” y que tenga su libertad plena.
Fernández, de 34 años, fue detenido en enero de 2016 bajo acusaciones de “instigación al odio y difusión de información falsa”, luego de un tuit dirigido al constituyente Diosdado Cabello en el que le decía que tenía “los días contados en el poder”.

Desde entonces, permanecía desde entonces en los calabozos del Sebin en El Helicoide, según Alfredo Romero, director ejecutivo de la ONG de derechos humanos Foro Penal.

El opositor formó parte de un tercer grupo de 43 excarcelaciones de presos por “violencia política”, cuyas liberaciones comenzaron el miércoles 13 de junio, en donde han quedado en libertad 123 personas, entre ellas el exalcalde Daniel Ceballos, el general retirado Ángel Vivas, el diputado Gilber Caro y Raúl Emilio Baduel, hijo del encarcelado general Raúl Isaías Baduel, antiguo aliado del fallecido Hugo Chávez.

En principio, el gobernador de Mérida Ramón Guevara -garante del proceso de liberación- se llevaría a Fernández a Mérida, pero no fue así.

FUENTE: Con información de AFP - http://talcualdigital.com - (PULSE AQUÍ)

No hay comentarios:

Publicar un comentario