domingo, 20 de mayo de 2018

Un tímido toque de diana se oyó en Catia

Evelyn Muñoz Peña, de 56 años, no escuchó el toque de diana este domingo 20 de mayo. La última vez que lo escuchó fue el 14 de abril de 2013, cuando Venezuela se disponía a elegir entre Nicolás Maduro y Henrique Capriles luego de la muerte de Hugo Chávez.

En Ruperto Lugo, una de las 15 barriadas de la parroquia Sucre, municipio Libertador, los vecinos acostumbraban a levantarse con el toque de diana, más o menos a las 4:00 am, prepararse y salir a los colegios de la zona para votar. Así también lo hacía Evelyn. Sin embargo, este 20 de mayo se levantó con la calma de quien no tiene ningún compromiso porque decidió no ir a votar. “Antes yo me despertaba con las cornetas y el escándalo. Y realmente me sentía motivada a votar, me inculcaron ese deber. Pero ya no, este año no”, manifestó.

En procesos anteriores, además del toque, los vecinos iniciaban la jornada con música venezolana o escuchaban las canciones de campaña del candidato de su preferencia. En las colas de los centros electorales las conversaciones no paraban y el olor a café y cigarrillos era habitual. Esta vez, ni colas ni café y no hubo toque de diana que anunciara que es un día para utilizar el derecho al sufragio. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de María Jesús Vallejo - http://elpitazo.ml

No hay comentarios:

Publicar un comentario