domingo, 20 de mayo de 2018

En los “puntos rojos” esperan que cumplan con el bono

“Se vota rápido. Claro, si no hay gente. No vino nadie, eso está pelado”. Así contó Ana Delia Ospina a la salida del centro de votación colegio Gonzaga, en Maracaibo, donde hay seis mesas y el coordinador del sitio desconocía el número de electores.

Hubo confusión entre los electores que llegaron a ese centro y al centro de votación Udón Pérez, otro centro grande en la ciudad, porque el punto rojo no estaba en un toldo rojo, como acostumbran, sino que esta vez pusieron toldos blancos. Otro aspecto que “confunde” a los electores es que los chavistas esta vez no se vistieron de rojo cerrado, sino que optaron por vestir sin colores que los identificaran.

Los electores, la mayoría de la tercera edad, hicieron cola en los toldos en donde se les pidió el carnet de la patria para que lo escanearan. “Yo lo entrego porque Maduro dijo que nos iba a dar un premio a los que votáramos. Ese seguro que se destaca con un bono millonario”, comentó Eladio Miranda.

En el liceo Udón Pérez sucedió lo mismo. Hubo incluso confusión entre los electores que entregaban el carnet del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y no el de la patria y por eso no podían registrarlos.

La mujer que hacía la lista les preguntaba: “¿Usted ya votó? ¿Dónde está su papelito? ¿Lo ayudaron o votó por la oposición?”. Un anciano respondió que siempre había sido chavista, que votó solo, que nadie lo ayudó y mostró su carnet. “Quien quita y me den mis 10 millones de bolívares. Por la casa les dieron a varios”, dijo José Jesús Marín.

En el centro electoral colegio La Epifanía -con diez mesas y en donde votan 7.623 electores– no había cola ni gente ni punto rojo ni blanco. Un soldado contó que lo había movido porque no habían llegado los que se habían comprometido para escanear el carnet de la patria.

Una electora salió indignada. Reclamó que su hija no se pudo inscribir en el Consejo Nacional Electoral porque perdió su cédula y tampoco iba a poder votar porque se quedó sin el documento. La sorpresa se la llevó su madre cuando “por curiosidad”, comentó, revisó si estaba el número de la cédula de su hija y se dio cuenta de que ya habían votado por ella. “¡Qué desastre!”, indicó. No quiso decir su nombre, no quiso comprometer a su hija, pero aseguró que denunciará. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Sheyla Urdaneta - http://elpitazo.ml

No hay comentarios:

Publicar un comentario