jueves, 12 de abril de 2018

Ecoanalítica: #Gráficodelasemana Esa plata ya no alcanza

En medio de un proceso hiperinflacionario, el sector público enfrenta restricciones severas en sus fuentes de financiamiento, tanto internas como externas. En el plano externo, la caída en la producción petrolera ha tenido un impacto significativo en el flujo de ingresos del gobierno venezolano. En paralelo, los compromisos de pago de deuda externa dificultan aun más, el soporte de una economía netamente importadora y con índices inflacionarios que ahuyentan cualquier pretensión de producción doméstica, de acuerdo con Econalítica.

Con estas condiciones, y con un creciente déficit fiscal alimentado principalmente por erogaciones dirigidas a pago de nómina pública y “programas” de corte populista, el plano interno se complica aún más. Estas razones han llevado al Ejecutivo a recurrir a la emisión monetaria para financiar el déficit, por lo que la base monetaria ha crecido sostenidamente desde 2015.

Solo en lo que va de año, Maduro ha anunciado ocho “bonos de la patria”, equivalentes a un promedio de VEF 9.867.844 millones mensual. Para el mes de enero, el monto total por concepto de bonos representó 28,6% del aumento total de la base monetaria para el mismo mes, en febrero fue 14,9% y en marzo 12,5%. Sin embargo, dados los niveles hiperinflacionarios, estos incentivos políticos tienen cada vez menos impacto.

Es probable que el gobierno, mantenga su estrategia de financiamiento monetario, sin embargo, esto solo potenciará la hiperinflación.


FUENTE: Con información de http://ecoanalitica.com - (PULSE AQUÍ)