martes, 27 de marzo de 2018

Pdvsa se debilita por la pérdida de generación de relevo

El mundo conocía a Venezuela no solo por la belleza de sus mujeres sino por su potencia petrolera representada en Pdvsa. Este recurso natural no renovable fue la mejor carta de presentación ante las naciones a partir de su explotación, pero de esa época dorada quedan vestigios que no alientan a la generación de relevo. La deserción debilita aún más el futuro de esa industria.

En un trabajo especial desarrollado por el periodista Gustavo Ocando Alex para la Corporación de Radiodifusión Británica (BBC por sus siglas en inglés) se corroboró el aumento sostenido y acelerado de la deserción en la Escuela de Petróleo de la Universidad Pública del estado Zulia.

El abandono se constata en los pasillos vacíos donde antes era casi imposible transitar. Los números así lo demuestran, hasta hace pocos años recibían hasta mil 500 alumnos, pero hoy en día su modesta matrícula llega a 522 jóvenes. Porcentualmente indica una merma de 66% en la vocación hacia esa profesión.

En el caso más específico, un alumno relató que su promoción ingresó hace tres años y medio con 44 aspirantes, pero en la actualidad solo quedan 12, es decir un abandono de aulas de 73%.

La crisis y la reputación son las causas

La crisis económica, política y social que atraviesa la nación conduce a los jóvenes a abandonar su profesión petrolera para garantizar el alimento en su casa, bien sea iniciando alguna actividad laboral o emigrando.

Otra de las razones es que el prestigio que mantuvo la mayor empresa del país latino, Petróleos de Venezuela (Pdvsa), disminuyó considerablemente. “Nuestra mano de obra se va. Hay otra visión de lo que es Pdvsa y toda la actividad petrolera depende de ella. Antes era un honor trabajar en ella, no era fácil ingresar, había meritocracia. Es triste, de verdad. Vamos hacia un barranco”, reveló el responsable de los estudios de postgrado de la Escuela y exdirector, Richard Márquez Guillén.

Muchos de los alumnos que hoy cursan estudios la Escuela de Petróleo de la Universidad Pública del estado Zulia no planean quedarse en Venezuela, los conocimientos que adquieran en su país natal piensan aplicarlos en otra nación. “Yo estoy a la espera de mi pasaporte. Espero también mi título para aventurarme a Argentina”, dijo Eduardo Valbuena, de 24 años, que tuvo el sueño de ser profeta en su tierra.

FUENTE: ACN/BBC - http://acn.com.ve