jueves, 15 de febrero de 2018

Médico denunció paro técnico en Hospital Universitario de Caracas en su carta de renuncia

Las condiciones precarias en la atención médica en el Hospital Universitario de Caracas y la profundización de la crisis humanitaria, acentuada por la escasez de medicinas, obligaron a Efraim Vegas, médico residente de traumatología y ortopedia de ese centro de salud, a renunciar la semana pasada a su cargo como presidente de la Sociedad de Médicos Internos y Residentes (Somir) de la institución, que ocupó desde marzo de 2017, tras la salida de Gherzón Casanova.
En su carta de renuncia, que difundió a sus colegas residentes de hospital y periodistas, el médico denunció que la institución de salud —que depende de parte de los recursos que le transfiere el Ministerio de Salud— está en un paro técnico por la inoperatividad de servicios esenciales.

“El Hospital Universitario de Caracas no escapa a la crisis humanitaria y desde hace más de seis meses se encuentra en paro técnico. Es una institución hospitalaria que tiene más de dos años sin servicio de rayos X, más de ocho meses sin laboratorio de ningún tipo y donde se les pide a los pacientes que compren todo tipo de insumos, desde guantes hasta los antibióticos o anestésicos para poderlos operar”, señaló en el documento.

En su misiva resaltó la causa por la que las cirugías electivas y de emergencia se postergan en la institución y apuntó que 70 % de los quirófanos no están operativos por falta de máquinas de anestesia y fallas en aires acondicionados. Allí hay “servicios vitales como traumatología, con más de seis meses con los ingresos restringidos por orden de la dirección por no tener cómo atender a los pacientes”, indicó.

Señaló que en el centro de salud no han tomado las previsiones para evitar que el personal asistencial contraiga enfermedades, como difteria y sarampión, que reaparecieron en el país tras ser eliminadas, debido a que aún no se ha vacunado a médicos, enfermeras y demás trabajadores. Destacó, además, que los bajos salarios ha provocado que los empleados renuncien a la institución. “En lo que va de año más de 1.000 trabajadores han renunciado”, especificó el médico.

Vegas, quien actualmente cursa el posgrado de traumatología y ortopedia en el hospital, cuestionó la actitud de las autoridades del centro de salud, que está a cargo de la exministra de Salud Antonieta Caporale, por la negativa a reunirse con los médicos residentes y otros miembros del personal. Algunos de estos son detenidos por los escoltas de Caporale para evitar que los trabajadores de la salud planteen sus denuncias. “Han evitado por todos los medios posibles dar algún tipo de información oficial sobre la amarga crisis que atraviesa nuestra institución”, enfatizó.

Mientras estas denuncias se acentúan, el ministro de Salud, Luis López, ha divulgado a través de su cuenta oficial en Twitter (@LuisLopezPSUV) sobre la dotación de medicinas e insumos en el hospital y sobre el avance de obras de infraestructura. Recientemente, informó que al centro de salud se entregaron 127.287 insumos médicos quirúrgicos y 479.536 medicinas.

FUENTE: Armando Altuve - https://elpitazo.com - (PULSE AQUÍ)