martes, 27 de febrero de 2018

Dejaron la GN y el Ejército y se fueron de cola en cola a Perú

Luis Lozada salió de Monagas hace dos semanas aproximadamente, buscando llegar a la frontera que comunica al estado Táchira con Colombia para de allí viajar a Perú, país que les ofrece oportunidades a los venezolanos sin necesidad de apostillar títulos universitarios.

Es especialista en armas de la Guardia Nacional (GN) y TSU en Mantenimiento Industrial. Salió de Monagas al estado Mérida, a ratos caminando y a ratos en cola –en donde se encontró con otros compañeros de viaje, ocho en total–, con quienes emprendió camino, también de cola en cola; así llegó a San Antonio del Táchira, y a pesar de no poseer Tarjeta de Movilidad Fronteriza (TMF) ni pasaporte logró pasar por los controles de Migración y llegar a Colombia.

El Pitazo lo encontró en el camino hacia el terminal de Cúcuta. Iban las nueve personas en grupo, caminando bajo un sol inclemente con los bolsos a cuestas. Al preguntar si eran venezolanos, gritaron y levantaron los brazos con alegría, y pidieron que se diera a conocer al mundo lo que estaba ocurriendo en este país.

Allí comenzó Luis a relatar su historia y algo temeroso comentó que era desertor de la Guardia Nacional. Temía decirlo, pues tiene un niño de tres años, su esposa y familiares en Venezuela. Viajaba solo con la cédula venezolana, pues explicó que a los militares que solicitan pasaporte los investigan, y corren el riesgo de ir presos.

La primera razón que lo llevó a tomar esa decisión es que el sueldo no le alcanza para adquirir alimentos ni medicinas; y la segunda, es que se niega a usar sus armas en contra de los venezolanos que salen a protestar exigiendo mejor calidad de vida. No entiende por qué en Venezuela el mismo Estado, que debería ser protector, es el agresor de los ciudadanos.

“Tomamos la iniciativa de salir del país para trabajar y enviar dinero a nuestros familiares. Allá la fuerza es usada de mala manera, para lastimar a toda la población de Venezuela. No se están cumpliendo las leyes ni las normativas, y la hiperinflación nos está acabando. Hay que estar a lo interno para saber lo que se vive en Venezuela. Soy desertor porque ser militar no sirve de nada; no puedo mantener a mi familia ni darles seguridad”, expresó.

Indicó que a lo interno de los cuarteles se pasa hambre, pues estaría llegando tan solo un 20 % de los alimentos que anteriormente recibían, por lo que haciendo un círculo con los brazos, indicó que antes en las Fuerzas Armadas eran gordos y ahora son delgados como el dedo índice de la mano.

“Llega un 20 % de la comida que llegaba anteriormente, estamos comiendo mal dentro de los institutos, usted ve la diferencia. Antes éramos gordos, ahora somos flacos. Ahora salen 500 de permiso y regresan diez. Estamos yéndonos con un propósito; nosotros no venimos para acá a crear conflicto con el vecino país; por lo menos tenemos buena aceptación de algunas personas, y entendemos que hay compatriotas que vienen a hacer daño. No todos somos iguales, nosotros venimos a trabajar y a sudarnos”, manifestó.



Con los ojos empañados en lágrimas afirmó que no quería irse de su país, porque es un país hermoso y cálido, pero el hambre lo obligó a hacerlo. “Me entristece mucho dejar a mi familia desamparada, pero sé que viniéndome les puedo brindar un mejor futuro a ellos. Les pido a quienes están en otros países que nos brinden ayuda para trabajar y luchar por nuestro país”, dijo.

Pedro Díaz es de Cumaná; iba en el grupo de viajeros y pertenecía al Ejército venezolano. Se va decepcionado de la FAN porque recuerda que al ingresar todos juran brindar protección a la nación de cualquier enemigo extranjero o nacional, y a su parecer el Gobierno es el propio enemigo del pueblo venezolano.

“Es el enemigo porque utiliza al Ejército y a la Guardia Nacional en contra de su misma gente, gente que está luchando por sus derechos, por comida, por medicina, y nosotros no podemos hacer eso. El Ejército se hace la vista gorda ante todo lo que está pasando, por eso muchos preferimos irnos”, destacó.

FUENTE: Mariana Duque - https://elpitazo.com - (PULSE AQUÍ)