jueves, 7 de diciembre de 2017

Econalítica: #Graficodelasemana ¿Cuál es el peor de los males? (+Economía)

El esquema cambiario no escapa de las distorsiones que han plagado la economía venezolana. Mientras el tipo de cambio preferencial permanece en VEF 10/USD solo destinado a importaciones públicas, el Dicom está suspendido desde hace más de un mes. El hecho de que la asignación de divisas por mecanismos oficiales sea casi inexistente deja como única alternativa el mercado paralelo. Estas circunstancias, junto a una inflación acumulada en 2017 de 915,0%, se convierten en dos pilares enemigos del sector privado.

La volatilidad del mercado paralelo se ha incrementado. En lo que va de año el tipo de cambio se ha depreciado 96,7%, a un ritmo de 21,3% en promedio mensual, junto a una inflación promedio de 26,4%. Solo en el último mes (noviembre), el tipo de cambio alcanzó una depreciación total de 57,6%, sin contar que en los primeros cuatro días del mes de diciembre se depreció 10,2%, a la par de una variación de 11,4%.

En Ecoanalítica estimamos que en 2017 el paralelo financiará 15,1% de las importaciones totales y 56,8% de las privadas, por lo cual su comportamiento incide en las estructuras de costos y determinación de precios finales de la economía. La tendencia del paralelo recoge la inestabilidad e incertidumbre que perciben los agentes y demuestra la incapacidad- o falta de intención- del Ejecutivo por corregir las dificultades que a diario viven los venezolanos.


FUENTE: Con información de http://ecoanalitica.com