miércoles, 29 de noviembre de 2017

Pacientes de VIH en Venezuela afectados por falta de medicamentos

Los pacientes de VIH y SIDA en el país ven mermar sus expectativas de vida ante la falta de alrededor del 80% de los antirretrovirales en los hospitales venezolanos. Se trata de una situación que ha ocasionado el incremento del número de personas que se ven obligadas a interrumpir el vital tratamiento médico haciéndolas presas fáciles de infecciones, que pueden ocasionar en el peor de los casos hasta la muerte.

De acuerdo a los datos suministrados por Jhonatan Rodríguez, titular de la Organización StopVIH, aproximadamente 77. 000 personas han sido afectadas debido a la falta de 20 de los 23 antirretrovirales que anteriormente podía encontrarse en el país para tratar el temido Virus de Inmunodeficiencia Humano (VIH).

“Nos están matando lentamente”, expresó Rodríguez, quien explicó que los pacientes de VIH no pueden interrumpir el consumo de medicamentos ya que se exponen a que el virus cree resistencia a los fármacos, y una vez que esto sucede, la medicina ya no hace el efecto que tiene que hacer permitiendo que el virus avance de manera más acelerada, con lo cual la persona se debilita y se vuelve propensa a otras enfermedades.

Enlace Relacionado...
Paciente con VIH denuncia escasez de medicamentos (+Video)

Según los registros del Programa Nacional del VIH-SIDA del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), en Venezuela existen aproximadamente 300.000 personas VIH positivo. De estas, un total de 11.000 son jóvenes entre los 15 y 25 años de edad.

La entrega de los antirretrovirales a quienes padecen de este virus debe efectuarse una vez al mes. Sin embargo, la falta de insumos ha hecho que, con un poco de suerte, los pacientes portadores reciban las medicinas que necesitan para su tratamiento cada dos o tres meses.

Escasez de medicinas comenzó hace nueve años
Desde noviembre del año 2009 los pacientes con VIH en Venezuela comenzaron a escuchar frases como “regrese la semana que viene” o “están por llegar” como respuesta ante sus solicitudes de medicamentos.

Para el año siguiente, los venezolanos con VIH no pudieron contar durante siete meses seguidos con los antirretrovirales, mientras que en 2011, pese a que existieron diversas protestas por parte de la sociedad civil, la irregularidad persistió.

Asimismo, StopVIH aseveró que desde el año 2013 y hasta la fecha no se ha presentado un solo mes en el que no se registre escasez de medicinas. Precisamente para el 2013, en el país no se encontraron 10 de los 23 fármacos existentes.

La realidad para el 2014 no fue muy diferente. Este fue uno de los años más alarmantes y angustiosos para los portadores del virus, ya que en un mismo mes llegaron a faltar un total de 16 medicamentos antirretrovirales y los reactivos para la realización de las pruebas a los pacientes de VIH.

Con el pasar del tiempo, la crisis se ha profundizado. En el año 2015 la escasez de reactivos para las pruebas de cargas virales se agudizó. En este año, el diagnóstico de otras enfermedades como la tuberculosis tampoco pudo realizarse.

Según las denuncias realizadas por los pacientes y la fundación StopVIH, el año pasado ante la desaparición de los fármacos, el Ministerio de Salud decidió efectuar un cambio en el tratamiento e indicó que los antirretrovirales Complera, Dolutegravir y Reyataz ya no serína suministrados a las pacientes venezolanos sin ofrecer mayores detalles de lo que sucedería con estos.

En 2017, solamente ingresaron al país tres de los 23 medicamento. El presidente de StopVIH aseguró que en Venezuela no hay cómo aplicar el examen de resistencia, ni las pruebas de diagnóstico y tampoco las pruebas de control CD4 o carga viral.

FUENTE: Con información de Agencias - http://segundoenfoque.com