lunes, 20 de noviembre de 2017

(Miranda) La celopatía que desgarró con sangre tres vidas en El Hatillo

No era costumbre en aquella zona de la élite caraqueña escuchar algún sonido extraño o alarmante, era un lugar tranquilo, ubicado en el sector más recóndito de El Hatillo, en el estado Miranda. Se trataba del conjunto residencial “Casas de Oritopo”.

Ese lunes 13 de noviembre la tranquilidad del conjunto residencial se entorpeció cuando se comenzaron a escuchar gritos exasperados. Los residentes, quienes no estaban acostumbrados a esos alborotos, solo se asomaron por las ventanas y otros salieron a ver de qué se trataba. Una mujer no paraba de gritar y llorar, no podía entender que había ocurrido, el cadáver de su hija Amaris Martínez, el de su yerno Leonardo Brantd y el de la hija de ambos, de seis años, yacían en la vivienda sobre un charco de sangre.

La escena era de un crimen y un suicidio. Una pistola estaba inerte en el piso. Habían conchas de proyectiles y algunos vidrios de la cocina de la vivienda estaban destrozados por los impactos de las balas.

Una tragedia anunciada

El problema inició con aquella discusión que no paraba y que se había convertido en una pesadilla para Amaris y Leonardo. Los celos se habían apoderado de la vivienda familiar y marcaron una grieta que estaba a punto de reventar. (PULSE AQUÍ PARA VER MÁS)

FUENTE: Con información de https://elcooperante.com