domingo, 15 de octubre de 2017

Apagones, “operación morrocoy” y falta de captahuellas retrasaron votación en regiones

En el interior del país se reportaron apagones, “operación morrocoy” (retrasos), falta de captahuellas y agresiones de motorizados que retrasaron el proceso de votación. Sin embargo, poco a poco se fueron subsanando las fallas y la gente salió a ejercer su derecho al sufragio.
En Carabobo, a las 4:00 pm, continuaba el operativo desplegado por la Mesa de la Unidad Democrática para movilizar a los electores que fueron reubicados en los centros de votación. Los puntos ubicados en los colegios Lourdes, Sagrado Corazón y la Escuela Bolivariana Pedro Castillo, todos centros de votación reubicados, permanecen activos.

La organización ciudadana para garantizar la movilización y participación de los electores funcionó en todos los 16 centros de votación que fueron reubicados en Carabobo. El traslado era completamente gratuito de ida y vuelta.

En Nueva Esparta, pasadas las 2:00 pm, denunciaban una “operación morrocoy” (retrasos). El diputado Oscar Ronderos informó que en el liceo Víctor Cedeño, de Los Robles, era uno de los sitios donde más se observaba la demora para el acto de votación. Destacó que hubo dos máquinas dañadas y no fueron sustituidas, a pesar de haber reportado la novedad al Consejo Nacional Electoral.

Ronderos calculó que el nivel de participación en 46% y proyectaban concurrencia por encima de 60%.

En el estado Táchira el servicio eléctrico presentó deficiencias que retrasaron el proceso de votación. Específicamente en el municipio Junín, fronterizo, fallaron las máquinas por la falta del fluido y los funcionarios del CNE no respetaron los 45 minutos establecidos en la norma para hacer la sustitución de equipos, sino que lo hicieron dos horas despúes.

También en Táchira, en el municipio San Judas Tadeo, en el centro de votación de Umuquena, más de 600 personas esperaban desde las 7:00 am para sufragar debido a fallas en la mesa 1. A las 4:00 pm no habían empezado a votar. En general, en la entidad andina continuaba el retraso.

A las 4:26 minutos la MUD denunció que en Guárico faltaban captahuellas lo que impedía que el electorado ejerciera su derecho al voto.

En Mérida, en la mañana, el diputado Williams Dávila denunció que grupos armados atemorizaban a los electores.

Pese a los incidentes la MUD se mostró satisfecha de la forma cómo actuó el voluntario no solo por la asistencia que dio, sino también porque funcionó a la hora del traslado de electores hacia centros de votación reubicados. También, el plan de contigencia del bloque opositor cumplió su cometido.

FUENTE: Con información de ASCENSION REYES - http://efectococuyo.com